BLOG VECINAL ORIENTADO A LA DEFENSA DE LA CALIDAD DE VIDA DE QUIENES VIVIMOS EN EL NOA Y EN PARTICULAR EN LA HERMOSA CIUDAD DE SALTA "LA LINDA".
Contra los monocultivos y minería contaminantes y a favor de la Soberanía Alimentaria y de un Proyecto Nacional Sustentable

26 de marzo de 2012

El debate minero y los peligros actuales


EL PAIS › OPINION
El debate minero y los peligros actuales

Por Norma Giarracca *

El debate acerca de la actividad minera ha llegado a un punto que, a nuestro juicio, conduce a dos situaciones peligrosas en relación con las interacciones necesarias para avanzar en la democratización de la sociedad y en ese contexto discutir la minería como parte del modelo extractivo. El movimiento contra las actividades extractivas necesita de terceros aliados que le permitan conseguir visibilidad, así como espacios de democratización institucional donde sus reclamos sean efectivizados. En la Argentina este movimiento social contiene distintas organizaciones con diferentes sujetos –campesinos, indígenas, poblaciones cordilleranas y patagónicas o aquellas que piden “paren de fumigar”– y mantiene diferentes tipos de relaciones con el Estado. La principal disputa es con las corporaciones económicas transnacionales o inversores nacionales o extranjeros y, en tal sentido, el Estado en sus distintos niveles cumple papeles diferentes y, por tal razón, no hay un solo modo dentro del movimiento de relacionarse con él (pasa lo mismo en el resto de América latina).

Las asambleas de autoconvocados contra la megaminería han tenido desde su formación distintas posiciones en relación con el Estado pero siempre han buscado alianzas con terceros para dar a conocer los enfrentamientos o llegar a quienes demandan. Dentro de estos “terceros” últimamente apareció el Grupo Clarín, primero en Famatina y luego en Catamarca, donde propuso poner la resistencia en la mira nacional por su capacidad de llegar a todo el país. Es importante señalar que su llegada a Famatina (donde estuvimos) desató discusiones dentro de los pobladores en el corte y sus periodistas recibieron tantos aplausos como silbatinas en sus transmisiones. Esta intervención, como era de esperar, tuvo consecuencias no deseadas: a partir de allí, y sobre todo de los sucesos represivos de Tinogasta, nuevamente el espacio sociopolítico comenzó a ser presentado de un modo binario; Clarín-Gobierno. El peligro que esta situación acarrea es que las organizaciones en resistencia y los “terceros comprometidos” queden atrapados en esta falsa disyuntiva por agradecimiento a un medio que los puso en imágenes y por la falta de diálogo con el Estado.

En el espacio progresista de esta sociedad existe la reiterada necesidad de una coherencia entre el pasado y el presente, porque lo que ocurrió de 1976 a 1983 es de tamaña magnitud que no puede borrarse de las biografías sociales o personales. Monsanto, la Barrick Gold, pero también Ledesma o el Grupo Clarín deben ser juzgados por el daño que hacen hoy y por lo que algunos de ellos significaron durante la dictadura. No pueden convertirse en aliados tácticos ni estratégicos de ningún movimiento social que se reivindique como tal, es decir con un mínimo sentido emancipador. En síntesis, el primer peligro que visualizamos reside en que algunas de las organizaciones en resistencias o de los terceros comprometidos, crean que Clarín juega un papel “progresista” en estas resistencias porque otorga cámara u ofrece espacios de debates en sus medios, con toda la legitimidad que supone ocupar esos espacios; debe quedar claro que no es eso lo que está en discusión sino la caracterización del vínculo.

El segundo peligro que avizoramos tiene que ver con lo que está ocurriendo del lado de los actores del campo estatal y sus terceros aliados. Como la causa minera está apoyada por su enemigo central de los últimos años, están tentados a negarse a discriminar entre este hecho y el problema propiamente dicho y muchos “cierran filas” defendiendo la minería y desvalorizando a las poblaciones en resistencia con epítetos tales como “fundamentalistas”, “ignorantes”, “hacerle el juego a la derecha”. En las últimas semanas, comunicadores con largas y coherentes trayectorias progresistas se han enganchado en la ridícula discusión de si una minera usa o no cianuro o, peor aún, “invisibilizando” represiones o “patoterismo” empresarial, “para no hacerle el juego a la corpo”. Ni hablar de las posturas de “intelectuales” que aunque ignoran en profundidad lo que ocurre salen a levantar banderas empresariales más que estatales.

Debemos recordarles a todos ellos que la lucha contra las corporaciones mineras atraviesa el mundo y que no existen sujetos progresistas de ningún tinte en este siglo XXI que no critiquen sostenidamente a estas corporaciones por devastadoras, contaminantes y corruptas. Caer en la trampa del planteo “desarrollo vs. ecología” muestra la falta de actualización en la lectura de los ricos debates de América latina. Discusión que es dura y profunda en los países que sufren esta devastación “extractivista” en sus territorios, como por ejemplo Bolivia y Ecuador. Juan Perón, quien fue un pionero en estos debates, lo previó en 1972 y dejó un magnífico legado ambiental (que era mucho más que eso) “a los pueblos y gobiernos del mundo”.

Clarín, que acepta propaganda comercial de los mineros, que es socio del negocio sojero y que fue cómplice activo de la ominosa dictadura, no es “un tercero” confiable para ningún movimiento social aunque saque a la luz lo que otros medios callan; por otro lado, perder la posibilidad de un debate en tensión (donde hay más de una posición) en el espacio oficial puede derivar en situaciones peligrosas para las poblaciones en resistencia y para una discusión seria acerca de la relación entre economía y política democratizadora en el país. A nuestro juicio, perder la crítica y la discusión interna dentro de los espacios del Gobierno y sus aliados es tan alarmante como negar la historia de Clarín y convertirlo en un “tercero partícipe” de las luchas socioterritoriales.

* Socióloga. Instituto Gino Germani-UBA.
25 marzo, 2012

RESPUESTA DE: 
Jorge E. Rulli

Me pareció importante antes de volcar mis propias opiniones, colocar de modo textual el artículo aludido de Norma Giarraca en Página doce. Con Norma Giarraca lamentablemente no simpatizamos, pero la respeto mucho y la considero una de las referentes en este tipo de pensamientos de ecología política, también, para dejar sentadas las diferencias importantes que existen y han existido en estos planos con el GRR y desde hace años. Me parece que en términos generales NG trata de impugnar el pensamiento binario que preside la Argentina actual cristinista y corporativa, y creo que esa es la parte rescatable de su escrito, aunque luego resbale y veamos cómo termina criticando esa lógica binaria desde la misma lógica binaria existente y montada por el Gobierno mismo con su viejo aliado Clarín. No quisiera ser duro con ella que no se lo merece de manera alguna, deberiamos reconocer que no es fácil evadir las trampas montadas por los intelectuales de Carta Abierta y otros, como simulacros que encubren los nuevos colonialismos. Lo que más enfatizaría del pensamiento de NG son esos últimos párrafos en que llama a reconocer la validez y la necesidad de mantener diálogos y alianzas con sectores críticos internos al Gobierno y con aliados cercanos al Gobierno… Creo que ha sido ese modo de pensar de ella lo que nos ha distanciado desde hace años y debo reconocer que aunque coherente, que lo pensara año atrás en función de la relación con Greenpeace, con el oscilante Pablo Bergel o con algunos grupos piqueteros era un hecho anecdótico frente al desafío que ahora nos plantea. Concretamente, la nueva Argentina neocolonizada implica una entrega monstruosa de nuestros bienes y el sometimiento horrorozo de nuestros pueblos. Si reconocemos que entre el variopinto conjunto de sectores provenientes de la izquierda y del progresismos que muerden las mieles del gerenciamiento de esa Argentina neocolonizada, existen sectores con los que debemos entendernos y hasta aliarnos, estamos en el mismo camino de connivencia, de traición y chupada de medias con mucho dinero de por medio, del MOCASE VC con Strapasson y Cía, en el mismo camino de GRAIN Internacional con Carlos Vicente de la ONG Biodiversidad y hasta de la pobre y al borde de la disolución RENACE kk y su penosa carta a la Señora Presidenta… Por no mencionar a algún periodista censurado de la misma Página doce y una larga lista de grupos y dirigentes que abarcan inclusive sectores internos a Proyecto sur… Con nuestra amiga NG a la que no pondría de manera alguna en el mismo bando de asalariados por el activismo internacional y piratas de los caminos campesinos, pero sí en el sector de muchos que pretenden ser oposición pero a la vez convivir de manera civilizada y hasta compartir espacios plurales, con ella se expone con ingenuidad el pensamiento que podría sostener muchas de quellas pillerías… Se trata acaso, me pregunto, de construir en espacios que el progresismo me permita, una contrahegemonía popular desde el pensamiento de Gramsci, contrahegemonía que inevitablemente fortalecerá la hegemonia de los administradores de la Arg neocolonizada, y a los que legitimizará ante la historia? Son viejos debates que ya se dieron en épocas de John W. Cooke y el viejo Marcos allá por 1958 y que con el voto a Frondizi demostraron adónde, a qué infierno del desarrollimo cipayo nos conducían… por eso reivindican hoy los Feinman y Carta abiera con Horacio González al gordo Cooke, porque imaginó la misma trampa que ahora nos proponen ellos: apoyemos a Sabatella que es de izquierda, no apoyemos al gobierno, pero apoyemos a los movimientos sociales que están dentro o cercanos al Gobierno…! Nos están engañando de manera vil… son, en definitiva, las estrategias estalinistas de los bolches sobrevivientes al propio cataclismo de la URSS y del PC argentino, que ahora nos proponen un Capitalismo en serio con el rostro humano de Heller, de Aliverti, de Víctor Hugo, Lino Barañao, Filmus, el cuervo Larroque y Cristina mientras el poder los tienen los Peter Munk, los grobo y los Elzstain… Nos están jodiendo, nos están tomando el pelo… Los progresistas no son sino la garantía de una administración corporativa que ha reemplazado definitivamente la política por los negocios y que asegura las nuevas colonizaciones y el Capitalismo de amigos que reina con pizza y champagna a pesar de los muertos provocados por TBA… Estos sinverguenzas del campo popular como el MOCASE, la Milagros, la CCC y tantos otros… están buscando aliados o dineros fáciles que a la vez les permitan continuar teniendo una baronía sobre un sector cautivo de nuestro pobre Pueblo que alguna vez fue Peronista y revolucionario, y ahora está atado de patas y de manos por el asistencialismo, ahora mueren por ocupar un lote de mierda, mientras estos canallas de izquierda los sodomizan por un sanguche y un tetra, simplemente porque esos indigentes han caido en la desmemoria de sus propias historias… Me parece que este es el gran tema y el gran desafío… legitimamos a los que entregan a la Patria y nos asesinan, o no aceptamos sentamos a su misma mesa, no los reconocemos y nos comprometemos a juzgarlos por crímenes de lesa humanidad cuando logremos el poder para ello, como a los genocidas? En la respuesta de NCosta y Avila se ven a mis entender, similares resbalones gramscianos…. como eso de interrogarse contra quién luchamos? Luchamos contra las Corporaciones o contra el gobierno progresista? Por favor, dejemos de masturbarnos con pensamientos sutiles que una cosa es la complejidad y otra el marearse con la pelota… organicemos la bronca y canalicemos la sed de justicia contra el que se nos ponga por delante… que los progresistas no son sino el maquillaje y el simulacro de una Argentina colonizada por las corporaciones… y si queremos dedicarnos a pensar metamos el bisturi hasta el hueso y sobre todo: no juguemos a victimizarnos, como han hecho por años tantos indios urbanos y tanto mocase santiagueño, que victimizarse es el primer paso para bajarse luego los pantalones y ponerse precio hasta aceptar un arreglo. Necesitamos luchadores no víctimas… necesitamos revivir una mística y una épica del combate por la Liberación Nacional… Jorge E. Rulli
25 marzo, 2012
http://www.pararelmundo.com/comunicados/debate-mineria-argentina-peligro-confundir/#comment-1878
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...