BLOG VECINAL ORIENTADO A LA DEFENSA DE LA CALIDAD DE VIDA DE QUIENES VIVIMOS EN EL NOA Y EN PARTICULAR EN LA HERMOSA CIUDAD DE SALTA "LA LINDA".
Contra los monocultivos y minería contaminantes y a favor de la Soberanía Alimentaria y de un Proyecto Nacional Sustentable

22 de mayo de 2015

Roundup es un disruptor endocrino y es tóxico para las células humanas

Estudio: RoundUp causa muerte
de células de la placenta humana a niveles permitidos en el agua potable
27 abril, 2015

ESCRITO POR ARGENTINA SIN VACUNAS

COMMENTS OFFON ESTUDIO: ROUNDUP CAUSA MUERTE DE CÉLULAS DE LA PLACENTA HUMANA A NIVELES PERMITIDOS EN EL AGUA POTABLE



Por GM Watch – Las apreciaciones de este nuevo estudio necesitan ser confirmados en ensayos con animales. Roundup es un disruptor endocrino y es tóxico para las células humanas in vitro (prueba en placas de cultivo en el laboratorio) en los niveles permitidos en el agua potable según ha encontrado un nuevo estudio realizado en Australia.

Este es el primer estudio que examina los efectos del glifosato y el Roundup sobre la producción de progesterona por las células femeninas humanas en un sistema in vitro que modela los aspectos clave de la reproducción en las mujeres.

EL glifosato solo fue menos tóxico para las células humanas que el glifosato en una formulación de Roundup; tanto el glifosato y el Roundup causaron la muerte celular que se tradujo en una disminución de los niveles de progesterona – una forma de disrupción hormonal/endocrina. La alteración endocrina no precedió la toxicidad para las células, pero se produjo después de ella. Las disminuciones en las concentraciones de progesterona fueron causadas por la disminución del número de células viables.

Una exposición de 24 horas a una concentración de glifosato ( en el Roundup) similar a la recomendada como un nivel aceptable para el agua potable de Australia causó una toxicidad significativa para las células in vitro, que soporta una llamada para estudios a largo plazo in vivo (en los animales vivos) para caracterizar la toxicidad del Roundup.

La posibilidad que Roundup tiene como perturbador endocrino independiente de su capacidad de matar o desactivar las células necesita más estudio.

La alteración endocrina y la citotoxicidad de glifosato y el Roundup en células JAR humanas in vitro

Fiona Young, Dao Ho, Danielle Glynn y Vicki Edwards

Departamento de Biotecnología Médica, Universidad Flinders, Adelaide, Australia del Sur

Integr Pharm Toxicol Genotoxicol, 2015 Volumen 1 (1): 12-19
doi: 10.15761/IPTG.1000104

Abstracto

La toxicidad de la molécula activa en los herbicidas se ha utilizado para determinar las concentraciones seguras, ya que otros componentes se consideran inertes. Roundup, que contiene la molécula activa glifosato, fue descrito como un disruptor endocrino porque las concentraciones no citotóxicas inhiben la síntesis de progesterona in vitro. Células JAR chorioplacental humanos sintetizan la progesterona, y aumentan la síntesis cuando son estimuladas por gonadotropina coriónica (hCG), o la molécula de transducción de cAMP.

JAR células fueron expuestas a dos formulaciones Roundup, y se comparan con las mismas concentraciones de glifosato ± cAMP, o ± hCG para 1, 4, 24, 48 o 72 horas. Las células viables que sobreviven se cuantificaron usando un ensayo de MTT, y la progesterona se midió en un ELISA. hCG y cAMP estimularon la síntesis de progesterona por las células in vitro como se esperaba. En contraste con los informes anteriores, la muerte celular JAR fue precedida por la disminución de la síntesis de progesterona, y la esteroidogénesis se vio afectada por bajas concentraciones, no citotóxicas de Roundup o glifosato. Roundup fue más citotóxico que el glifosato solo; la CE50 24h era 16 mM de glifosato, pero 0.008 mm cuando glifosato estaba en una 7,2g./L de formulación Roundup. Citotoxicidad significativa fue causada por el glifosato en Roundup (p <0 24="" a="" agua="" australianas.="" br="" citotoxicidad="" comparables="" concentraciones="" de="" despu="" directrices="" exposici="" horas="" in="" la="" las="" n="" observ="" rango="" s="" se="" un="" vitro="" y="">
Efectos de alteraciones endocrinas fueron secundarios a la citotoxicidad. Roundup fue más citotóxico que la misma concentración de glifosato solo, lo que indica que los otros constituyentes del herbicida no son inertes. Hay una necesidad imperiosa de realizar estudios in vivo para caracterizar la toxicidad del glifosato en una formulación de Roundup, para facilitar la re-evaluación de las directrices de salud pública existentes.

Fuente.

Descargue el estudio completo.

Lea al artículo orginal de HealthImpactNews.com

20 de mayo de 2015

La ideología de género, la ley de violencia de género y el invierno demográfico

02/02/2015 por Javier Pérez- Roldán Suanzes- Carpegna


Del mismo modo que todo cuerpo sano tiende a su propia conservación, toda sociedad sana tiende a ella, que en su caso no es más que su propia multiplicación. Sin embargo en las sociedades occidentales esto no sucede así, pues lleva decenios aquejada por de una afección vírica: la ideología de género.
Para comprender cómo afecta la ideología de género a la demografía se hace necesario hacer un pequeño bosquejo de lo que la ideología de género sea, lo que requiere, a su vez, analizar las doctrinas que la sustentan.
El esqueleto de esta ideología lo construyó la escuela de Frankfurt, que en su esfuerzo por encontrar una forma de comunismo que pudiera extenderse por los países industrializados vinieron a sustituir la lucha de clases por la lucha de sexos. Para ello acudieron a El origen de la familia, de la propiedad privada y del Estado (ENGELS, 1884). En ella se hacía ver como la primera estructura de explotación era la familia, por lo que se empeñaron en «abolirla».
Los músculos los aportaron los constructivistas sociales, que crearon la «deconstrucción», que no es más que el sistema por el que se consigue abolir el valor semántico de las palabras. Para ellos no existían ni los sujetos ni los objetos, sino solo el lenguaje, que no es más que una construcción social que otorga valor semántico a las palabras. De entre todos estos teóricos Foucault propuso configurar todos los aspectos culturales sociales desde la sexualidad.
Sin embargo, como todo cuerpo se necesitaba un alma, y ésta se la dieron los existencialistas ateos. De entre ellos la más destacada en lo que aquí interesa fue Simone de Beauvoir que vino a resumirlo todo: «no se nace mujer, sino que te haces mujer». Así lo trascendental no es lo que la naturaleza hubiere atribuido a cada sexo, sino que cada cual debería hacerse como persona con independencia de lo que la sociedad, los tópicos, la cultura o la naturaleza determinaran.
Finalmente, quien introdujo el término género fue el doctor John Money que utilizó por vez primera género en sustitución de «sexo» para significar que la identidad sexual no tenía por que corresponderse con el sexo biológico.
Con todos estos sumandos Christina Hoff Sommers bautizó a la nueva ideología con el término «feministas de género» que acuñó en su libro Who Stole Feminism?.
Fijados todos estos antecedentes es fácil comprender los objetivos de los ideólogos de género y su influencia en el decrecimiento demográfico.
Su primer objetivo es «deconstruir» al ser humano, de manera tal que ya nada aporte el sexo biológico, pues así se podrá acabar con los roles de género que sostiene el «patriarcado» explotador. Al igual que el marxista clásico quiere abolir la propiedad burguesa, el marxista de género quiere abolir la sexualidad burguesa. Por eso los ideólogos de género combaten duramente el matrimonio, que es la forma clásica de establecer diferencias entre el hombre y la mujer. Esta lucha contra el matrimonio se caracteriza por una parte por la difusión de las parejas de hecho, y por otra por la apertura del matrimonio a cualquier unión con independencia del sexo (matrimonios homosexuales). Con la aprobación de estos matrimonios vienen a cambiar el contenido semántico de la palabra «matrimonio» en tanto en cuanto éste ya no será la unión de un hombre y una mujer, si no la unión afectiva de dos seres humanos con independencia de su sexo.
Como el matrimonio (ahora entendido al modo clásico de unión de hombre y mujer) es fuente de esclavitud para la mujer (volvemos a Engels), se impone difundir el divorcio, y muy especialmente el divorcio sin causa y unilateral. Basta con que uno de los dos quiera divorciarse para que el estado reconozca la disolución del vínculo. Este ataque directo al matrimonio tiene serias consecuencias en la natalidad, pues lógicamente el tener hijos exige de modo muy principal la «estabilidad afectiva», la que ya no existe desde el momento que cualquiera de los cónyuges pueden romper esa comunión de vida.
Y, finalmente, se inventa otra forma perversa de boicotear las relaciones sexuales entre hombres y mujeres, y es la acuñación del término violencia de género y su consagración en las leyes penales. Podrá pensar alguien que no existen argumentos para sostener que la creación de la violencia de género tenga las implicaciones que pretendo darles. Sin embargo, toda duda se resuelve haciendo un pequeño recorrido cronológico por las leyes que aprobó Zapatero, el más «feminista» de nuestros políticos. Y es que su primera ley fue precisamente la 1/2004, sobre medidas de protección integral contra la violencia de género. Solo al año siguiente aprobó la 13/2005, llamada de matrimonio homosexual, y la 15/2005, de divorcio exprés. En cuanto al aborto esperó hasta el 2010.
Su objeto primero fue, pues la violencia de género que criminaliza cualquier comportamiento que realice un hombre en relación a un mujer con la que tenga o haya tenido relación afectiva. Así, si la mujer decide romper la convivencia y el hombre la insta a que lo piense o intenten reconciliarse, tal comportamiento pasa a ser un delito de coacciones, pues se quiere obstaculizar la libertad de la mujer. Si en una discusión en que la mujer levanta la voz el hombre también lo hace pasa a ser un delito de vejaciones. Y así, todos los comportamientos que pueda realizar un hombre, aunque en principio y hasta entonces no tenían reproche penal, pasa a ser penalmente punible. Y, finalmente, basta con que una mujer denuncie a su marido y pareja para que a este se le imponga una orden de alejamiento que le impida el contacto con sus hijos.
Esta situación tal desigual en las relaciones afectiva lleva a muchos hombres a ser cautelosos a la hora de iniciar una relación estable con una mujer, y mucho más precavidos a la hora de tener descendencia. Y es que esta ley, unida a la «práctica judicial de género» que aplican nuestros tribunales y que supone para el hombre perder la custodia de sus hijos, el uso de la vivienda y la satisfacción de elevadas pensiones de alimentos que han hecho aumentar los índices de pobreza masculina; ha creado una ambiente demasiado enrarecido para la paternidad. En mi propia experiencia como abogado de familia cada vez es más frecuente atener a un cliente afectado por una denuncia falsa que viene acompañado de sus padres (que se han visto obligados a acoger a sus depauperados hijos). Y sus padres en numerosas ocasiones comentan (más aún las madres que los padres) como ya le había aconsejado que no tuviera hijos. También abundan las consultas de padres que por la cercanía del matrimonio de su hijo deciden consultar a un abogado para ver cómo pueden garantizar que caso de donar una vivienda al matrimonio no acabe la misma en el uso exclusivo de la mujer si se separan. Todas estas cautelas, lógicamente, afectan a la confianza afectiva que es la que crea el ambiente óptimo para tener descendencia.
Y todo ello sin considerar otros elementos propios de la ideología de género que afectan igualmente a la natalidad: la difusión de los métodos anticonceptivos y extensión del aborto; la denigración social de las mujeres que eligen la maternidad como modo propio de su realización personal; la presentación, tanto para hombres como para mujeres, que el único proyecto enriquecedor es el laboral, y nunca el familiar; la banalización del sexo separándolo de su función generativa.

FUENTE: http://www.tradicionviva.es/2015/02/02/la-ideologia-de-genero-la-ley-de-violencia-de-genero-y-el-invierno-demografico/

-----------------------------------------------------------

About Javier Pérez- Roldán Suanzes- Carpegna

Abogado experto en derecho de familia se ha convertido en un referente en derecho de familia, custodia compartida, violencia de género y secuestro y sustración internacional de menores, es académico de la Academia Internacional de Ciencias, Tecnología, Educación y Humanidades. Colaborador de numerosas publicaciones y revistas y contertulio en numerosos medios de comunicación social.

12 de mayo de 2015

Reclamos contra el glifosato

Hace dos meses, la OMS declaró que hay pruebas de que el glifosato es cancerígeno. A partir de dicho informe, especialistas e investigadores argentinos reclamaron medidas urgentes para proteger a la población. En Santa Fe fue prohibido el agrotóxico 2,4D.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó hace dos meses que el herbicida glifosato produce daño genético en humanos y lo recategorizó como probable cancerígeno (segundo en una escala de 1 a 5). A partir del informe de investigadores, profesionales de la salud y organizaciones sociales exigieron que se implementen medidas urgentes para proteger a la población. En Argentina se utilizan 200 millones de litros de glifosato por año y se afecta a más de 28 millones de hectáreas. En Santa Fe, y por la exigencia de organizaciones, fue prohibido el agrotóxico 2,4D, el segundo más utilizado en el país y que también se emplea en la producción de soja transgénica. El glifosato es producido por Monsanto, Syngenta, Basf, Bayer, Dupont, Dow Agrosciences, Atanor y Nidera, entre otras empresas.
 Por Darío Aranda

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, máximo órgano de la Organización Mundial de la Salud) encomendó a 17 expertos de once países dictaminar respecto del herbicida más utilizado del mundo (entre otros cultivos, se emplea en soja, maíz y algodón). Luego de un año de trabajo, publicaron el 20 de marzo un documento inédito: “El glifosato causó daño del ADN y los cromosomas en las células humanas (situación que tiene relación directa con el cáncer). Hay pruebas convincentes de que el glifosato puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos (linfoma no Hodgkin)”. Detalla que la evidencia en humanos corresponde a la exposición de agricultores de Estados Unidos, Canadá y Suecia, con publicaciones científicas desde 2001.

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud de Argentina (Fesprosa) representa a 30 mil médicos y profesionales de la salud. Emitió un documento en base al dictamen de la OMS. Recuerda que desde hace más de una década que existe evidencia en poblaciones y estudios científicos “que no responden a las corporaciones” del agro. “El glifosato no sólo provoca cáncer. También está asociado al aumento de abortos espontáneos, malformaciones genéticas, enfermedades de la piel, respiratorias y neurológicas”, afirma Fesprosa, que además exige al Ministerio de Salud la prohibición del herbicida y llama a un debate amplio y urgente sobre la reconversión del modelo agropecuario. “El agronegocio no puede seguir creciendo a costa de la salud de los argentinos”, reclama.

También se expidió la Sociedad Argentina de Hemato-Oncología Pediátrica (Sahop). “Resulta alarmante el uso masivo de productos tóxicos promocionados como ‘avances tecnológicos’ y que se fumiga desaprensivamente en mezclas de dosis crecientes que combinan herbicidas con insecticidas. El riesgo se potencia enormemente si además estos tóxicos se utilizan dispersándolos por vía aérea”, explica el documento que lleva como título “Pronunciamiento sobre tóxicos ambientales”. También alerta sobre los riesgos de los silos bolsa (enormes plásticos en el que se guardan los granos), donde proliferan los “hongos productores de aflatoxinas, categorizadas por la IARC como conocidos carcinógenos humanos desde 1993”.

La Sahop, especializada en cáncer infantil, reclamó la prohibición “inmediata” de toda fumigación y exigió “posicionar claramente al glifosato como carcinogénico y regular su uso estrictamente”. Firmada por el presidente de la Sociedad Pediátrica, Pedro Zubizarreta, llama a implementar políticas de Estado que promuevan alternativas de producción saludables.

El Hospital de Pediatría Juan Garrahan, en Capital Federal, es el epicentro de atención de los niños de todo el país afectados por fumigaciones. Allí se realizó la jornada sobre “salud, agrotóxicos y daño genético”, donde participaron los investigadores Raúl Horacio Lucero y María del Carmen Seveso. Convocada por la Junta Interna de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), concurrieron medio centenar de profesionales de la salud y familias con niños afectados. Y consensuaron una declaración sobre la clasificación de la IARC-OMS sobre glifosato y la situación en Argentina.

Afirma que la reclasificación de la OMS es tardía, pero valora que ratifica lo que afectados directos y profesionales de la salud observan y denuncian desde hace años “sin ser escuchados por autoridad alguna”. Afirma que es imprescindible contar en hospitales públicos, de manera gratuita, con laboratorios aptos para realizar dosajes (análisis para evaluar si los pacientes tienen agroquímicos en sangre). “Se torna indispensable la aplicación del principio precautorio (tomar medidas preventivas) que priorice el cuidado de la salud y el ambiente por sobre la rentabilidad y se prohíba el uso de sustancias, no sólo glifosato, que puedan poner en riesgo o amenacen la vida”, destaca el documento emitido por profesionales del Hospital Garrahan.

La Red Nacional de Acción Ecologista (Renace), conformada por más de veinte organizaciones de todo el país solicitó por escrito a los ministerios de Agricultura, Ciencia y Salud la “prohibición inmediata” del glifosato, y alertó que no se trata sólo de un agroquímico: “Es necesario replantear radicalmente el modelo de agricultura basado en monocultivos, transgénicos y agrotóxicos para iniciar una transición hacia una producción agroecológica basada en las economías locales y orientada hacia la soberanía alimentaria”. En línea similar se expresaron la Multisectorial Paren de Fumigarnos de Santa Fe, Greenpeace y la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la Facultad de Agronomía (UBA).

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-272409-2015-05-11.html


OMS: glifosato, cáncer y daño genético


03 : 22 : 15 | Darío Aranda

La Organización Mundial de la Salud confirmó lo que hace más de una década afirman pueblos fumigados, vecinos en lucha, organizaciones sociales y académicos que no responden al sector empresario. El herbicida más utilizado del mundo afecta la salud de la población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), máximo espacio internacional en materia sanitaria, acaba de alertar sobre la vinculación del herbicida glifosato (el más utilizado en el mundo) y el cáncer. Confirmó que existen “pruebas” de que el herbicida puede producir cáncer en humanos y en animales de laboratorio. “También causó daño del ADN y en los cromosomas en las células humanas”, alerta el trabajo científico y detalla que se detectó glifosato en agua, alimentos, y en sangre y orina de humanos. El glifosato se utiliza de manera masiva en soja y maíz transgénicos (entre otros cultivos) y desde hace más de diez años es denunciado por organizaciones sociales, campesinas, médicos y científicos independientes de las empresas. En Argentina se utiliza glifosato en más de 28 millones de hectáreas.

En el país se utilizan más de 300 millones de litros de glifosato cada año. Los campos de soja transgénica, maíz y algodón son rociados con el herbicida para que nada crezca, salvo los transgénicos. También está permitido su uso en cítricos, frutales de pepita (manzana, pera, membrillo), vid, yerba mate, girasol, pasturas, pinos y trigo. A partir del avance transgénico, aumentó geométricamente el uso del glifosato, desarrollado y comercializado inicialmente por Monsanto (desde la década del ’70, pero en el 2000 se venció la licencia, y en la actualidad lo producen un centenar de empresas).

A medida que crecía la siembra de transgénicos, y mayor era el uso de agrotóxicos, se sumaban las denuncias por afectaciones en la salud. Caso emblemático de Argentina es el de las Madres del Barrio Ituzaingó Anexo en Córdoba, que incluso llego a juicio penal con condenas para el productor y el fumigador. Y también se sumaron los estudios científicos que daban cuenta de abortos espontáneos, cáncer, malformaciones y afecciones agudas (entre otras consecuencias).

OMS

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) es el ámbito especializado de la Organizaciones Mundial de la Salud (OMS). Luego de un año de trabajo de 17 expertos de once países, el 20 de marzo emitió un documento inédito: “Hay pruebas convincentes de que el glifosato puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos (linfoma no Hodgkin)”. Detalla que la evidencia en humanos corresponde a la exposición de agricultores de Estados Unidos, Canadá y Suecia, con publicaciones científicas desde 2001. Y destaca que el herbicida “también causó daño del ADN y los cromosomas en las células humanas” (situación que tiene relación directa con el cáncer).

El IARC-OMS recuerda que, en estudios con ratones, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos había clasificado al glifosato como posible cancerígeno en 1985 pero luego (1991) modificó la calificación. Los científicos del IARC consideran que, desde la reevaluación de la EPA hasta la fecha, hubo “hallazgos significativos y resultados positivos para llegar a la conclusión de que existen pruebas suficientes de carcinogenicidad en animales de experimentación” y afirman que estudios en personas reportaron “incrementos en los marcadores sanguíneos de daño cromosómico” después de fumigaciones con glifosato.

El documento se llama “Evaluación de cinco insecticidas organofosforados y herbicidas”. Fue publicado en la sede del IARC en Lyon (Francia) y remarca que las evaluaciones son realizadas por grupos de “expertos internacionales” seleccionados sobre la base de sus conocimientos y sin conflictos de interés (no puede tener vinculación con las empresas). Publicaron un resumen de dos carillas y en breve estará el detalle en el denominado “Volumen 112 de las Monografías del IARC”.

La organización internacional recuerda que el glifosato es el herbicida de mayor uso mundial. Se utiliza en más de 750 productos diferentes para aplicaciones agrícolas, forestales, urbanos y en el hogar. Su uso se ha incrementado notablemente con el desarrollo de variedades de cultivos transgénicos y precisa que el agroquímico “ha sido detectado en el aire durante la pulverización, en agua y en los alimentos”. Y reconoce que la población “está expuesta principalmente a través de la residencia cerca de las zonas fumigadas”. Precisa que el glifosato se detectó en la sangre y la orina de los trabajadores agrícolas.

Con la nueva evaluación, el glifosato fue categorizado en el “Grupo 2A”, que significa en parámetros de la Organización Mundial de la Salud: “Probablemente cancerígeno para los seres humanos”. Esta categoría se utiliza cuando hay “pruebas limitadas” de carcinogenicidad en humanos y “suficiente evidencia” en animales de experimentación. La evidencia “limitada” significa que existe una “asociación positiva entre la exposición al químico y el cáncer” pero que no se pueden descartar “otras explicaciones”.

El IARC-OMS trabaja sobre cinco categorías de sustancias que tienen relación con el cáncer. El “Grupo 2A” es la segunda categoría en peligrosidad, sólo superada por “Grupo 1”, donde se ubican, por ejemplo, el asbesto y la radiación ionizante. “Por la nueva clasificación, el glifosato es tan cancerígeno como el PCB (compuesto químico que se usaba en los transformadores eléctricos) y el formaldehido, ambos miembros del Grupo 2A en cuanto su capacidad de generar cáncer en humanos”, explicó Medardo Avila Vazquez, de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados.

Tardía pero importante

La publicación de la Organización Mundial de la Salud fue bien recibida por las organizaciones sociales y científicos independientes (no vinculados a las empresas). Aunque también coincidieron en que la OMS tardó demasiado en reconocer los efectos del glifosato. “Es necesario saludar al IARC y a la OMS por ponerse al día con las investigaciones científicas. Es muy importante esta publicación, habrá un antes y un después, ya que fortalece la posición de los que venimos reclamando a las academias y a los responsables políticos la aplicación y plena vigencia del principio precautorio (tomar medidas urgentes para proteger a la población”, reclamó Damián Verzeñassi, de la Cátedra de Salud Socioambiental de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Rosario. “La OMS lo admitió, ya no pueden quedar dudas, el problema es mucho mayor de lo que se dice. El glifosato ha seguido el mismo camino que el endosulfan, el DDT, el cigarrillo y el Tamiflu”, explicó el investigador de la UNR.

Raul Horacio Lucero, biólogo molecular e investigador de la Universidad del Nordeste, llamó a aplicar de manera urgente el principio precautorio vigente en la ley: “Se debe prohibir ya la comercialización y aplicación de este veneno”. También lamentó la demora de la OMS: “Si nos hubieran escuchado hace diez años se hubieran salvado muchas vidas”.

Otros agrotóxicos

El IARC-OMS también evaluó al malatión (herbicida) y al diazinón (insecticidas) como probable cancerígeno para los humanos (Grupo 2A, al igual que el glifosato). Los insecticidas tetraclorvinfos y paratión fueron clasificados como posiblemente cancerígeno para los seres humanos (Grupo 2B, con pruebas convincentes de que estos agentes causantes de cáncer en animales de laboratorio). Para el Malathion determinaron la vinculación con daño en el ADNI humano y tumores en roedores.

Monsanto

La empresa Monsanto, creadora del glifosato (bajo la marca Roundup) y principal señala por la denuncias de perjuicios a la salud, siempre defendió su agroquímico en base a la clasificación de la OMS. La gacetilla institucional, que aún está en el sitio de Internet, llamado “Acerca del glifosato”, resalta que la OMS lo ubica como “producto que normalmente no ofrece peligro” y remarca en negrita un trabajo de 2004 en el que la OMS lo calificaba como “no cancerígeno”.

Monsanto siempre utilizó los argumentos de la OMS. Pero ayer cambió de opinión: “La IARC ha estado bajo críticas tanto por su proceso como el sesgo que ha demostrado”. La compañía acusó a la agencia de la OMS de que su conclusión no es exhaustiva, la considera “sesgada” y la acusa de no basarse en “ciencia de calidad”. Advirtió que ya entró en contacto con la OMS para solicitar una revisión del trabajo.

El comunicado de la mayor corporación del agro mundial sostiene que la clasificación de la IARC-OMS “no se apoya en datos científicos”. Alcanza con ver el documento oficial de la Agencia Internacional para la Investigación contra el Cáncer (IARC) para contabilizar al menos 16 trabajos científicos que confirman los efectos de los agroquímicos. Se citan investigaciones de 1985 hasta de 2015. No figuran los trabajos de David Saltamiras ni de Gary Williams, dos científicos que suelen atacar todo argumento académico contrario a los transgénicos y a los agroquímicos. No es casual: Saltamiras y Williams son empleados de Monsanto y por eso sus trabajos no figuran en la evaluación de la OMS.

Monsanto fue la creadora y mayor comercializadora de glifosato. En el 2000 venció su licencia, lo que abrió pasó a que otras empresas lo produzcan. En Argentina producen el herbicida las compañías Syngenta, Basf, Bayer, Dupont, Dow Agrosciences, Atanor, YPF, Nidera, Nufarm, Red Surcos, Vicentín y Sigma Agro, entre otras.

Razón

Según estadística de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe), que reúne a todas las grandes empresas de agroquímicos, en 1996 (cuando se aprobó la primera soja transgénica) se usaban en Argentina once millones de litros de glifosato. En 2012 se vendieron 182 millones de litros de glifosato. Desde hace tres años que Casafe no hace públicas las estadísticas de uso. Sí lo actualizó la Red de Médicos de Pueblos Fumigados. Afirma que en los campos argentinos se arrojan 320 millones de litros de glifosato por año y trece millones de personas en riesgo de ser afectadas por el químico.

Andrés Carrasco, jefe del Laboratorio de Embriología Molecular de la Facultad de Medicina de la UBA e investigador principal del Conicet, confirmó en 2009 que el glifosato producía malformaciones en embriones anfibios, incluso en dosis hasta muy inferiores a las utilizada en el campo. En 2010 publicó su trabajo en la revista científica estadounidense Chemical Research in Toxicology (Investigación Química en Toxicología). Debió enfrentar una campaña de desprestigio por parte de las empresas, de sectores de la academia y de funcionarios políticos, como el ministro de Ciencia, Lino Barañao. “Los transgénicos y los agrotóxicos en Argentina son un experimento masivo a cielo abierto”, solía advertir en disertaciones y entrevistas. Carrasco, fallecido en mayo pasado, afirmaba que la mayor prueba de los efectos de los agrotóxicos no había que buscarlos en los laboratorios, sino ir a las comunidades fumigadas.

Raul Horacio Lucero, investigador chaqueño, le escribió ayer un correo a este periodista: “¿De qué se disfrazarán ahora los expertos del Conicet que tanto atacaron a Andrés Carrasco?”.

Viviana Peralta de San Jorge (Santa Fe), Laura Mazzitelli y Elio Servín de La Leonesa (Chaco), Fabián Tomasi y Don Julio Ariza (Entre Ríos), Miriam Samudio de Puerto Piray (Misiones), Sofía Gatica y María Godoy del Barrio Ituzaingó (Córdoba), María Cristina Monsalvo y Víctor Fernández (de Alberti, Buenos Aires). Una mínima muestra de quiénes denuncian desde hace años los efectos de los agroquímicos. Fueron, la mayoría de las veces, desoídos y maltratados por el poder político, judicial y mediático.

La Organización Mundial de la Salud comenzó a reconocer que los vecinos de a pie tenían razón.


* Por Darío Aranda. Publicado el 22 de marzo de 2015 en lavaca.org

http://www.darioaranda.com.ar/2015/03/oms-glifosato-cancer-y-dano-genetico/

28 de abril de 2015

El Secreto más oscuro de Monsanto: Efectos del Roundup sobre el feto


por: Dra. Kelly Brogan, MD

- En su primera consulta prenatal, a las mujeres embarazadas se les entrega un folleto que advierte sobre NO incluir embutidos, pescado y queso sin pasteurizar. Hay una creciente toma de conciencia del hecho de que este folleto puede ser peligrosamente no exhaustivo (y en gran medida equivocado, especialmente cuando se trata de los productos lácteos no pasteurizados y los huevos).

Incluso un reciente pronunciamiento del Colegio Real de Obstetricia y Ginecología, intentó dar la voz de alarma, sobre la exposición a sustancias químicas con las recomendaciones para la exposición "no probados", pero potencialmente dañinos. Describen la importancia de considerar los productos químicos en productos de cuidado personal, medicamentos de venta libre y los suplementos, los metales y los contaminantes industriales en el pescado, y los pesticidas. Sin embargo, se diluye su mensaje al hacer declaraciones como "Siendo realistas, los pesticidas son tan rigurosamente regulados que la exposición humana a través de los residuos de alimentos suele ser mínima, incluso en productos no ecológicos."

Por desgracia, el concepto de "dosis hace el veneno" ya no es operativo en un mundo de múltiples exposiciones, de químicas sinérgicas, donde la toxicidad de los mismos parece tener efectos sobre la función endocrina de cada individuo y el sistema inmunológico.

Las limitaciones de la resistencia humana se revelan en la vulnerabilidad de un feto en desarrollo. Un proceso místicamente orquestado, la concepción, embriogénesis, y la interacción de un incalculable número extenso de variables que desafía nuestra capacidad de comprender cómo estas "instrucciones" podrían ser dobladas en dos células, el óvulo y el espermatozoide.

El estudio de la epigenética, o la influencia del medio ambiente sobre la expresión genética, nos ha dado una mirada en tubo en esta vasta sala del desarrollo fetal.

Hemos aprendido que la disponibilidad de nutrientes, presencia de las hormonas del estrés, e incluso las bacterias beneficiosas pueden contribuir a la óptima expresión de los genes fetales. Esta expresión es relevante no sólo para el buen crecimiento de los dedos de manos y pies, pero para la salud a largo plazo de las crías. Este concepto se conoce como el origen fetal de las enfermedades del adulto, y ha ayudado a dilucidar los primeros cimientos de las enfermedades crónicas como el cáncer y la obesidad. Hasta la fecha, los toxicólogos están mal equipados para evaluar estos efectos epigenéticos a largo plazo, pero los estudios en animales revelan la herencia transgeneracional de defectos inducidos por los pesticidas.

Los defectos congénitos que causa el Roundup (glifosato) han sido ocultados por décadas.

En 2010, después de un aumento dramático en los informes de defectos de nacimiento en Argentina (un aumento del 400%) desde el año 2002, se realizó un estudio de laboratorio con bajas dosis del ingrediente activo del Roundup, conocido como glifosato, el herbicida más común en todo el mundo. El glifosato produce defectos de nacimiento en ranas y embriones pollo. Este estudio fue seguido por otros que demuestran anomalías cardiacas, la muerte embrionaria, y malformaciones multifocales sospechosos de estar relacionados con la toxicidad de la oxidación de la vitamina A. Un toxicidad causada por el glifosato. Un estudio más reciente de peces tropicales ha hecho eco de esta preocupación relacionada con la dosis, con resultados terribles:

"la supervivencia y el porcentaje de eclosión disminuyó a medida que aumentó la concentración de glifosato. Ausencia de la aleta pectoral ( s ) y la córnea , la cola permanentemente doblada, el abdomen de forma irregular, y la alteración celular en la aleta, la cabeza y el abdomen son algunos de los efectos teratogénicos comunes observados."

Estos estudios representan sólo la punta de un gran iceberg, sumergido a la investigación, que muestran claramente el glifosato causa defectos de nacimiento, y que la industria de los plaguicidas lo ha sabido de un sorprendentemente largo período de tiempo.

Earth Open Source, un grupo de científicos independientes (no pagado para servir apoyo científico a las empresas) publicó un compendio de literatura que ellos llamaban "Defectos Congénitos y Roundup: ¿Está el público siendo mantenido en la oscuridad?" diciendo: "La industria de los plaguicidas y reguladores de la UE sabían ya en las décadas de 1980 y 1990 que el Roundup, el herbicida más vendido del mundo, causa defectos de nacimiento, pero no lo informaron a la opinión pública"

El informe fue el subproducto de una colaboración internacional de científicos e investigadores interesados, y revela una claridad sorprendente cómo los propios estudios de la industria muestran que Roundup causa defectos de nacimiento en animales de laboratorio. Uno de los estudios condenatorios fue incluso encargado por Monsanto, el fabricante del herbicida.

Las conclusiones del informe se resumen a continuación:

La industria ha conocido a partir de sus propios estudios desde la década de 1980 que el glifosato causa malformaciones en animales de experimentación a dosis elevadas.

La industria ha sabido desde 1993 que estos efectos también ocurren en las dosis más bajas y medias.
El gobierno alemán ha conocido por lo menos desde 1998 que el glifosato causa malformaciones.
Grupo de examen científico de expertos de la Comisión de la UE supo en 1999 que el glifosato causa malformaciones.

La Comisión de la UE ha sabido desde 2002 que el glifosato causa malformaciones. Este fue el año en que se despidió de la aprobación actual del glifosato.

La Comisión de la UE ha ignorado o descartado muchos otros hallazgos de la literatura científica independiente que muestran anteriormente que el Roundup y el glifosato causan alteraciones endocrinas, daño al ADN, toxicidad reproductiva y del desarrollo,neurotoxicidad, y cáncer, así como defectos de nacimiento. Muchos de estos efectos se encuentran en dosis muy bajas, comparables a los niveles de residuos de plaguicidas en los alimentos y el medio ambiente, desafiando la noción de que no hay tal cosa como un "umbral de seguridad" de exposición.

Efectos probables incluyen alteraciones endocrinas, efectos sobre el desarrollo, efectos amplificadores de los ingredientes añadidos (adyuvantes), efectos de combinaciones de productos químicos, y los efectos sobre las abejas. También son probables los efectos encontrados en la literatura científica revisada por pares independientes, ya que la antigua directiva no dice explícitamente que dichos estudios deben ser incluidos en el expediente de la industria.

En el ámbito de los plaguicidas y herbicidas persistentes y bioacumulativos, probar sólo el principio activo o "AP" puede dejar a los fabricantes tranquilos. La sinergia tóxica ha disparado la noción simplista de "la dosis hace el veneno" y una publicación crítica en Biomed International Research titulada “Principales plaguicidas son más tóxicas para las células humanas que sus declarados Principios Activos” destinados a abordar supuestos erróneos alrededor de pesticidas y la toxicidad de los herbicidas, encontrando que Roundup de Monsanto puede ser hasta 10.000 veces más tóxico que el glifosato solo.

Al igual que en los ensayos no controlados con placebo sobre vacunas, adyuvantes y conservantes son vistos como irrelevantes transeúntes en la consideración del perfil de riesgo. A medida que se asciende en la cadena alimentaria, los bebés son más susceptibles a este bioacumulación, y al paso de Roundup en sus sistemas en desarrollo. Moms Across América and Sustainable Pulse han demostrado la primera cuantificación realizada de Roundup en la leche materna. Encontraron que en 3/10 muestras de todo el país, la leche materna contiene niveles de 760 a 1600 veces más altos que la máxima autorizada por la Directiva sobre agua potable Europea. Muestras urinarias de estadounidenses contenían niveles 10 veces más altos que el de los europeos, y los 3 niveles más altos fueron en mujeres.

Monsanto ya le ha dicho que no se preocupe, antes. Los efectos nocivos del DDT, el agente naranja, y los PCB sólo fueron reconocidos después de décadas de evidencia acumulada de peligro irreversible para la vida humana. Estos datos preliminares llaman a un cese y a que se desista de toda fumigación con glifosato hasta y si las pruebas de seguridad adecuadas puedan llevarse a cabo, y que den cuenta de la presencia y la persistencia, en la circulación fetal, la leche materna, y el medio ambiente en general, en en el contexto de la evidencia de daño. Hasta que la agricultura ecológica y biodinámica sea más demandada, evite estos productos químicos no estudiados, centrándose en los productos orgánicos, alimentos de origen animal de pastoreo, y productos no-GMO etiquetados. Debemos estar de pie guerra contra este experimento no consensuado que afecta a todas las formas de vida en el planeta.

Lea el artículo original en GreenMedInfo

BWN Argentina

FUENTE: http://bwnargentina.blogspot.com.ar/2014/05/el-secreto-mas-oscuro-de-monsanto.html?m=1


PARTE 2:

De Monsanto Darkest Secret: Efecto de Roundup en el feto

17 de mayo 2014

Escrito Por:

Dr. Kelly Brogan, MD y Sayer Ji, Fundador

El informe fue el subproducto de una colaboración internacional de científicos e investigadores interesados, y revela en la claridad sorprendente cómo los propios estudios de la industria muestran Roundup causa defectos de nacimiento en animales de laboratorio. Uno de los estudios condenatorias incluso fue encargado por Monsanto, el fabricante del herbicida.

Las conclusiones del informe se resumen a continuación:

.La industria ha conocido desde sus propios estudios desde la década de 1980 que el glifosato causa malformaciones en animales de experimentación a dosis altas

.La industria ha sabido desde 1993 que estos efectos también ocurren en dosis más bajas y medias

.El gobierno alemán ha conocido por lo menos desde 1998 que el glifosato causa malformaciones

.Panel de revisión científica de expertos de la Comisión de la UE sabía en 1999 que el glifosato causa malformaciones

.La Comisión de la UE ha sabido desde 2002 que el glifosato causa malformaciones. Este fue el año en que se despidió de la aprobación actual de glifosato.

La Comisión de la UE ha ignorado o rechazado muchos otros hallazgos de la literatura científica independiente que muestra previamente que el Roundup y el glifosato causa disrupción endocrina , el daño al ADN , reproductiva y toxicidad del desarrollo, neurotoxicidad , y el cáncer , así como defectos de nacimiento. Muchos de estos efectos se encuentran en dosis muy bajas, comparables a los niveles de residuos de plaguicidas en los alimentos y el medio ambiente, desafiando la noción de que no hay tal cosa como un "umbral de seguridad" de la exposición.



Efectos probables que perderse incluyen trastornos endocrinos, los efectos sobre el desarrollo, efectos amplificadores de ingredientes añadidos (adyuvantes), los efectos de las combinaciones de productos químicos, y los efectos sobre las abejas. También es probable que perderse son los efectos que se encuentran en pares independientes revisado la literatura científica , como la antigua directiva no dice explícitamente que esos estudios deben ser incluidos en el expediente de la industria.

En el ámbito de los plaguicidas y herbicidas persistentes y bioacumulativas, probando sólo el principio activo o "AP" puede dejar fabricantes falsamente, sentirse seguro. Sinergia Tóxico ha disparado la noción simplista de "la dosis hace el veneno" y un papel crítico en Biomed International Research derecho principales pesticidas son más tóxicos para las células humanas que sus principios activos declarados destinadas a abordar las suposiciones erróneas alrededor de pesticidas y toxicidad del herbicida, encontrando que Roundup de Monsanto puede ser hasta 10.000 veces más tóxico que el glifosato solo .

Al igual que en los ensayos no controlados con placebo sobre vacunas, adyuvantes y conservantes son vistos como personas presentes irrelevantes en la consideración del perfil de riesgo. Como la parte superior de la cadena alimentaria, los niños son más susceptibles a este bioacumulación, y al paso de Roundup en sus sistemas de cultivo. Las mamás a través de América y el pulso Sostenible han demostrado la primera cuantificación vez de Roundup en la leche materna.Encontraron que en 3/10 muestras de todo el país, la leche materna contiene niveles 760-1600x mayor que está permitido por la Directiva Europea del Agua Potable. Muestras urinarias estadounidenses contenían niveles 10 veces superiores a la de los europeos, y los 3 niveles más altos fueron en mujeres.

Monsanto nos ha dicho que no se preocupara, antes. Los efectos nocivos del DDT, el Agente Naranja, y PCB solamente fueron reconocidos después de décadas de evidencia acumulada de peligro irreversibles en vidas humanas. Estos datos preliminares pide un cese y desista de toda la fumigación de glifosato hasta y si las pruebas de seguridad adecuada puede llevarse a cabo que da cuenta de la señal de la presencia y y persistencia en la circulación fetal, la leche materna, y el medio ambiente en general, en el contexto de las pruebas de daño. Hasta la agricultura ecológica y biodinámica se apodera más penetrante, evitar estos productos químicos no estudiados, centrándose en productos orgánicos , alimentos de origen animal de pastoreo , y los productos etiquetados los no-OGM . Hay que ponerse de pie en señal de protesta contra este experimento no consensual que afecta a todas las formas de vida en el planeta.

FUENTE: http://www.greenmedinfo.com/blog/monsantos-darkest-secret-roundups-effect-fetus?page=2




Dr. Brogan se graduó en Psiquiatría / Medicina Psicosomática / Reproductiva Psiquiatría y Medicina Holística Integrativa, y las prácticas de la medicina funcional, un enfoque de causa raíz de la enfermedad como una manifestación de los sistemas de múltiples interrelacionadas. Después de estudiar Neurociencia Cognitiva en el MIT, y de recibir su doctorado de la Universidad de Cornell, completó su residencia y beca en Bellevue / NYU. Ella es uno de los médicos de la nación con la formación psiquiátrica perinatal que tiene un enfoque basado en la evidencia integral en el cuidado de los pacientes con un enfoque en la medicina ambiental y la nutrición. Ella también es una madre de dos hijos, y un partidario activo de la experiencia del nacimiento de la mujer. Ella es el Director Médico de Padres Sin Miedo, y un miembro del consejo asesor de GreenMedInfo.com . Visite su sitio web .

24 de abril de 2015

Contaminación Acústica

Resultado de imagen para CONTAMINACION ACUSTICA

Cualquier actividad humana conlleva casi siempre un nivel de sonido más o menos elevado. Según el tipo, duración, lugar y momento en el que se produce, el sonido puede resultar molesto, incómodo e incluso alterar el bienestar de los seres vivos. En ese caso, se denomina ruido y se considera contaminación.

Como sociedad estamos expuestos a un tipo de contaminación invisible a los ojos.

Se considera ruido a aquel sonido calificado por quien lo padece como molesto y que interfiere con nuestra vida cotidiana o nuestro descanso.

Se llama contaminación acústica (o contaminación auditiva) al exceso de sonido que altera las condiciones normales del ambiente en una determinada zona. Si bien el ruido no se acumula, traslada o mantiene en el tiempo como las otras contaminaciones, también puede causar grandes daños en la calidad de vida de las personas si no se controla bien o adecuadamente.

El término contaminación acústica hace referencia al ruido (entendido como sonido excesivo y molesto), provocado por las actividades humanas (tráfico, industrias, locales de ocio, aviones, etc.), que produce efectos negativos sobre la salud auditiva, física y mental de las personas.

La primera declaración internacional que contempló las consecuencias derivadas del ruido se remonta a 1972, cuando la Organización Mundial de la Salud decidió catalogarlo genéricamente como un tipo más de contaminación.

Las principales fuentes de contaminación acústica en las ciudades modernas son muy diversas, pero, a modo general se pueden establecer los siguientes parámetros medios:
El 80% proviene de la circulación de vehículos.
El 10% corresponde a obras, construcciones e industrias.
El 6% a ferrocarriles.
El 4% a bares, locales musicales y otros.




A diferencia de la mayoría de los contaminantes, las consecuencias sobre la salud de las personas derivadas del ruido se producen de forma acumulativa a medio y largo plazo. Estas son múltiples y afectan principalmente a los sistemas vegetativo y neuroendocrino en distintas formas según la sensibilidad de cada persona. Destacan los cuadros de estrés, reacciones fisiológicas y psicológicas, cambios de conducta, dolores de cabeza, aumento de la tensión, modificaciones en las pautas del sueño, disminución de rendimiento laboral e intelectual, de la capacidad de atención y de percepción del lenguaje hablado, etc.

La respuesta de las personas ante el ruido es muy diferente; frente a sonidos de 55 dB, un 10% de la población se ve afectada. Entre 50 y 60 dB, se han detectado en algunas personas efectos vegetativos como la modificación del ritmo cardíaco y vasoconstricciones del sistema periférico. A partir de 85 dB todas las personas se sienten, de una u otra forma, alteradas. Entre los 95 y 105 dB se producen afecciones en el riego cerebral, alteraciones en la coordinación del sistema nervioso central; alteraciones en el proceso digestivo, aumento de la tensión muscular y presión arterial; cambios de pulso en el electroencefalograma; dilatación de la pupila, etc.

Uno de los efectos más comunes derivado la exposición continua a altos niveles de ruido o muy prolongada a niveles de ruido de mediana intensidad, es la pérdida de audición, la cual, en los casos extremos, puede llegar a ser irreversible.

Entre los efectos psicológicos, las modificaciones del sueño son las más destacables, con las posteriores consecuencias como falta de descanso, baja concentración, dolores de cabeza, etc. A estas hay que sumar el estrés, las alteraciones de conducta con agresividad, irritabilidad, etc., disminución de rendimientos de la memoria y/o la capacidad de atención, etc.

Para contrarrestar el ruido existen básicamente dos métodos generales que las autoridades competentes deben aplicar; las soluciones técnicas, que generalmente no actúan sobre la causa raíz, sino que palian los efectos y, la prevención, con el objetivo de evitar generar ruido.

Entre los medios técnicos que suelen emplearse en la actualidad destacan las pantallas acústicas, silenciadores reactivos, materiales porosos, soportes antivibratorios o resonadores, a los que hay que sumar los preventivos, como por ejemplo el diseño del tipo de calzada de las calles y carreteras, que determinará el ruido provocado por la circulación de vehículos.

En cualquier caso, es más económico y eficaz adoptar medidas preventivas, fomentadas desde campañas de educación en los distintos entornos de la vida diaria; instituciones públicas, colegios, industrias, oficinas, etc, de tal modo que se consiga concienciar a la sociedad y, así, disminuir realmente los niveles de ruido. En este sentido, desde la Asociación Médica Mundial, se recomienda la adopción de una serie de medidas por parte de las autoridades médicas competentes, entre las que destacan la información al público en general, destacando los grupos de riesgo como trabajadores y empresarios, jóvenes, etc. sobre los posibles riesgos que conlleva el ruido, demanda de legislación y, en su caso, sanciones legales contra los niveles de sonido intensivos en lugares públicos, etc.

La solución a la contaminación acústica no es ni sencilla ni a corto plazo, ya que intervienen conceptos tan difíciles de modificar como la motivación y concienciación social, actitudes habituales de las personas, etc.

Por todo ello debemos comenzar trabajando juntos como sociedad en la concientización del respeto de la salud de nuestros partes, evitando el mal uso de bocinas, e incorporando a nuestras buenas prácticas la menor producción posible de ruidos ya que ellos atentan en el mediano plazo contra nuestra salud y la de nuestros niños.

Fuentes:

• Revista Ambientum http://www.ambientum.com/revista/2004_01/RUIDO.htm

• Portales Médicos .com http://www.portalesmedicos.com/revista-medica/contaminacion-acustica/


- See more at: http://www.ipssalta.gov.ar/Blog/articulo.aspx?id=195#sthash.OcvdE4oj.dpuf


FUENTE: http://www.ipssalta.gov.ar/Blog/articulo.aspx?id=195

17 de abril de 2015

SALTA: Contaminación en el Barrio 20 de Febrero FABRICA DE PAPAS FRITAS "LA ESPAÑOLA"

      Ruido de turbinas extractoras del rango de un helicòptero aterrizando sobre una casa, superiores en decibeles a lo permitido , vapores  cargados de elevadìsimo contenido graso que los vecinos, adultos, bebès, niños y mayores,  ingresan  a sus organismos sin querer, sin saber que con el correr del tiempo disminuiràn su salud y sin poder evitarlo junto al "rico olor a papas fritas" por el sòlo hecho de estar vivos y respirar.
      Incendios a repeticiòn.
      Contaminaciòn, acumulaciòn de basura pared de por medio con el trànsito peatonal, utilizaciòn abusiva de la vìa pùblica, sensaciòn de riesgo, camiones de alto porte a todas horas maniobrando a veces hasta por treinta minutos, frenando, bocinando, dando marchas y contramarchas con el sufrido propòsito de embocar un portòn, inadecuado por sus dimensiones para ingresar camiòn y acoplado, almacenamiento de importantisimas cantidades de substancias tòxicas (miles de litros de aceite quemado, dioxinas lipìdicas) altamente inflamables que son retiradas cuando... Dios quiera.
     NO! Esto no es la descripciòn de una planta de mil m2 aprox. ubicada en el parque industrial...Esta es la crònica  del acontecer diario en la cuadra del 1400 de calle Siria, entre Avda.  Arenales y Dr. Manuel Anzoàtegui a escasas catorce cuadras de la emblemàtica Plaza 9 de Julio... el calvario  que fotos y videos grafican con suficiente claridad, desde las 7 de la mañana hasta la hora que sea, de pacìficos vecinos que ven degradada la calidad de sus proyectos de vida por estar obligados a compartir espacios con una industria de ALTO IMPACTO AMBIENTAL, en permanente crecimiento, que fuera habilitada en 2005 LUEGO de que ellos presentaran ante el Municipio  una nota con mas de 30 (treinta) firmas para que se impidiera su establecimiento y se la derivara al Parque  Industrial, lugar natural para el desarrollo de èste tipo de emprendimientos, mucho mas apropiado que el terreno de 11,50 m. por 48m, muy cercano al microcentro urbano que hoy ocupa, usando como pulmòn ecològico los fondos de las casas vecinas, en flagrante violaciòn a las normas vigentes.







 











                             

RELACIONADO: Contaminación en Siria al 1400

5 de abril de 2015

Y SE INCENDIÒ NOMAS!!!

  Calle Repùblica de Siria 1424/1429, entre Avda. Arenales y Dr. Manuel Anzoàtegui a sòlo 14 cuadras del Casco HISTÒRICO tan admirado por salteños y turistas. Fabrica de Papas fritas "La Española" sin identificaciòn en su frente ni cartelerìa que lo mencione. 2.30 horas de una madrugada lluviosa. dos dotaciones de bomberos operando en el lugar. Contenciòn del siniestro. Fin de la historia! FIN!??? Lo que la historia no cuenta es que el incendio levantò a los vecinos de sus camas, que esparciò una nube tòxica  proveniente de la quema de grasas convertidas en venenosos diòxidos que afectaron la salud de niños pequeños, ancianos y personas asmàticas. El recuento de los hechos tampoco muestra que dentro de la fàbrica hay un reservorio en el cual se almacenan hasta 20.000 de litros de aceite ya utilizado que, de haber tomado fuego, hubieran convertido una anècdota en una catàstrofe. Sin saber el cuadro de inestabilidad que abordaban  bomberos y policias hicieron su trabajo con idòneo profesionalismo. Concluido el episodio nos preguntamos còmo y por què la Municipalidad de la Ciudad de Salta no toma la desiciòn de enviar este pròspero emprendimiento industrial al Parque Industrial y liberar una zona residencial de futuros inconveniente y de presentes y contìnuos sucesos como èste (tercero en su gènero sucedido en diversos años), la contaminaciòn del aire  permanente que aqueja a los vecinos obligados a ingresar a su organismo diòxidos disueltos en el aire a travès de las vìas respiratorias, los movimientos a deshora que alteran la tranquilidad de la vida de las personas, el manejo inapropiado de los residuos orgànicos con su secuela de olores insoportables,  proliferaciòn de roedores y filtraciòn de sustancias en descomposiciòn, la utilizaciòn de la vìa pùblica como playa de maniobras de transferencia de mercaderìa y carga y descarga en la vereda, y estacionamiento de pequeños medianos y extremos vehìculos (camiones con acoplado y semiremolque) de transporte, que torturan con intentos casi nunca fructìferos de estacionamiento, frenadas , bocinas, marchas y contramarchas, la vida  de un nùcleo pacìfico sumado a èsto horarios de labor que no respetan dia, noche, sàbado, domingo o feriado . Complejo tema es el de que èsta industria fue construìda en un terreno de medidas standard para la zona y se encuentra entre dos viviendas incumpliendo todas las normas de predio industrial saludable  porque al no disponer de pulmòn ecològico utiliza como tal los fondos de las casas linderas vulnerando los derechos individuales y colectivos de la comunidad. Ley 7070? (insigne en la Repùblica Argentina por sus alcances) ,PIDUA I y II? Letra muerta. Muerta y enterrada.

RELACIONADO: Contaminación en Rep. de Siria al 1400




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...