BLOG VECINAL ORIENTADO A LA DEFENSA DE LA CALIDAD DE VIDA DE QUIENES VIVIMOS EN EL NOA Y EN PARTICULAR EN LA HERMOSA CIUDAD DE SALTA "LA LINDA".
Contra los monocultivos y minería contaminantes y a favor de la Soberanía Alimentaria y de un Proyecto Nacional Sustentable

4 de octubre de 2011

Máximo Sandín y La Nueva Biología.



El pasado jueves 17 de diciembre, pude asistir a una charla impartida porMáximo Sandín profesor de bioantropología de la Universidad Autónoma de Madrid. La charla, conferencia o cómo lo que queramos llamar, se enmarcaba en un máster de enfermería y se celebró en el aulario B de la Facultad de Medicina de Zaragoza.
Asistía con interés por ver a uno de estos nombres que ya empiezan a estar referenciados en cantidad de textos, y las ganas por escucharle se fueron agrandando al oír una presentación en la que nos presentaban el concepto de La Nueva Biología, que puede servirnos para ir recogiendo pedacitos de “ese espejo roto que es la realidad”.
Máximo Sandín comenzó presentándonos entre otros el caso de Jessie Gelsinger, un joven que murió tras recibir terapia génica experimental para una enfermedad de hígado hereditaria.
Este inicio subrayaba un mensaje que Máximo Sandín  desarrollaría a lo largo de su discurso, el de creer en una ciencia al servicio del hombre y no del mercado, una ciencia biológica que deje atrás lastres de tinte violento, machista o fascista y que anteponga la idea de Cooperación a la de Competencia.
En esta línea se introduce cuando asalta el tema de la Evolución haciendo un repaso de la figura histórica de Darwin y las condiciones que propiciaron el auge de su best-seller “El Origen de las Especies” que él propone entender como una traducción de las tesis liberales y coloniales al sistema natural.
Un dato curioso que quiero recordar aquí es el subtítulo que Máximo nos descubrió tras el conocido “El origen de las especies por selección natural o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida”, un epígrafe que sin duda resultó un buen logo de marketing entre la aristocracia burguesa anglosajona mediado el siglo XIX.
En esta parte de la charla se soltó todo el veneno que se pudo contra la figura deDarwin y sus secuaces contraponiendo por otra parte la figura de Lamarck quién pude ser revisado hoy con las nuevas investigaciones sobre transferencia de información genética gracias a virus mensajeros.
Frente al azar caótico y mutacional propuesto en las teorías de la Evolución comúnmente aceptadas, M. Sandín propone echar un vistazo a las investigaciones punteras en biología molecular que ayudan a ver la vida como una compleja red de interacciones. Murió el dogma “un gen, una proteína” y ya hemos aprendido a hablar de proteoma e interactoma; Ludwig von Bertalanffy trata de poner algo de orden en esto con la interdisciplinar Teoría de Sistemas (general systems theory).
Un interactoma es un complejo de interacción en el cual encontramos genes no lineales ni puntuales, sus RNA se combinan pudiendo dar gran variedad de informaciones finales diferentes. Máximo nos simplificaba esta imagen asimilando estos fragmentos con sílabas y no con palabras como se nos solía contar.
Un par de preciosas representaciones gráficas del interactoma que ilustran la belleza de las teorías de la Nueva Biología.
Y una visita visual virtual a la comlejidad interactiva del interactoma.
“the more expert a scientist is, the less easy it is to be sure about what, if anything, a gene actually is”
La cita creo que corresponde a la revista Nature 5/26/06, referencia tomada aprisa durante la conferencia.
Así con una idea clara de base cooperativa en nuestro origen endosimbionte(Lynn Margulis), y con datos como el de que “hay 10 veces más bacterias dentro del organismo que células”, podemos dar el paso fácilmente a una nueva visión de la vida donde no se culpe a las bacterias y a los virus como malvados, se nos propone que entendamos que este juego de la vida no es una cuestión de polis y cacos.  Según expuso Sandín, un 1.5 de nuestro genoma son exones (ese ADN que hemos secuenciado con gran algarabía), pero es que un 9 % de nuestro mismo genoma son Virus endógenos, más de un 50 %  del genoma corresponde con el mal denominado ADN basura (junk DNA).
Podemos mirar más lejos, estos datos nos llaman a levantar la vista y entender la suma complejidad que hace posible la vida, su delicado equilibrio. Según Máximo Sandín y otr*s autor*s (pues el conferenciante hilaba cada una de sus exposiciones con correspondientes referencias bibliográficas) “El gen egoísta de R. Dawkins es un libro al servicio del dogma darwinista y que entorpece el desarrollo de la ciencia”.
Así pues, Sandín aboga: no por mutaciones y reproducción sexual como principales agentes de progreso evolutivo gradual sino la cooperación con cambios más repentinos por la función de cambios de paquetes génicos por medio de esos Virus que tan mala fama se han ganado por parte de la Biología tradicional. Datos para dar importancia a los virus se expusieron, como el que haya 10000 millones de virus por litro de agua en el mar, o el caso de que los retrovirus endógenos producen la inmunosupresión durante el embarazo.
La conferencia hace una defensa del papel de Virus y Bacterias en el equilibrio de la Naturaleza y de la Vida, Es una llamada a la salud ecológica que tenga en cuenta la importancia de cada elemento de este complejo sistema, de este modo el cariz patológico de virus y bacteria se ve sobrepasado por una visión más amplia que nos hace entender que son las agresiones al medio las que desestabilizan ese rol cooperativo de los microbios.
Reconociendo la importancia de los agentes microbianos en el curso de la historia de la Vida y habiendo intuido mínimamente hasta dónde puede llegar su complejidad y su infinita potencialidad de interacción, Máximo Sandín atacó las reducciones simplistas que nos hagan creer que se ha descubierto el gen de tal o cual enfermedad, o considera igual de necias y simples las tareasreduccionistas de la ingeniería genética que juega irresponsablemente con unas consecuencias que no se pueden prever. A partir de aquí desenmascaró sin ningún tapujo a las empresas farmacéuticas de las que afirmó que eran “la mafia más siniestra que existe  en la Tierra”. A la vez que nos presentó asociaciones como la “american academy of environmental medicine” que clama por una moratoria sobre los organismos modificado genéticamente (OMGs), también nos presentaba estudios respaldando ese riesgo para la salud y el riesgo de transferencia genética horizontal. En el campo de las industrias farmacéuticas (y debo recordar que esta charla se enmarcaba en un master de enfermería) se nos presentaron cantidad de artículos relacionando vacunaciones y posteriores brotes de enfermedad en poblaciones sanas.
Ilustración de elroto.

Las turbias e imbricadas relaciones entre distintos organismos y empresas de este nivel también fueron desveladas sin pelos en la lengua: “La OMS está controlada por la industria farmacéutica”. De idéntica manera se refería al jurado de los Premio Nóbel. Una catarata de datos estremecedores en torno al tamiflu, la vacuna del pailoma, los Rockefeller y su forma de hacer dinero, o el origen del virus del SIDA anunciaban que la charla estaba por concluir.
Así que con la idea de que este es el mundo en el que vivimos, y que conociendo todo esto no hay más que apretar los dientes y soltar la rabia contenida para conseguir cambiarlo, sobreponiéndonos al pesimismo del conferenciante, nos envolvimos en un turno de preguntas e intervenciones que sin duda inundó de energía positiva aquella sala. Personalmente acabé felizmente embriagado por haber presenciado a uno de esos autores que has visto citado como referencia; en su conferencia resulta difícil compaginar  su mensaje de cooperación y equilibrio con un discurso casi violento, no duda en descalificar a científicos que consideramos reputados, a empresari*s, a famos*s …

Pero por otra parteante el conocimiento fehaciente de una realidad tan turbia y fétida no es natural cargarse de odio, o el calificar de natural una respuesta violenta como la del discurso de Sandín va en contra de su propia tesis de equilibrio y cooperación. En fin, me veo enredado en un loop sinfín del que sólo puedo salir recordando lo entrañable y vertiginoso de esa sensación en la que sientes desmoronarse la tarima en la que llevas tiempo subido, lo alegre de esa vivencia en la que el miedo no te puede pues te sabes acompañad* con otr*s tant*s del mismo lado de la trinchera, en esta ocasión, del lado del Equilibrio de la Naturaleza, del lado de  La Nueva Biología, sin duda con Máximo Sandín.
Fotografía tomada de aquí.
  • Algunas conferencias en internet:
  • Artículos de Máximo Sandín – descargables
  • Más sobre Máximo Sandín.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...