BLOG VECINAL ORIENTADO A LA DEFENSA DE LA CALIDAD DE VIDA DE QUIENES VIVIMOS EN EL NOA Y EN PARTICULAR EN LA HERMOSA CIUDAD DE SALTA "LA LINDA".
Contra los monocultivos y minería contaminantes y a favor de la Soberanía Alimentaria y de un Proyecto Nacional Sustentable

23 de octubre de 2011

Los Esteros del Iberá, en el centro de una disputa






Los Esteros del Iberá, en el centro de una disputa

Fecha de Publicación: 20/10/2011
Fuente: La Nación
Provincia/Región: Corrientes


Se impulsa la creación de un parque nacional, pero en la provincia rechazan ese estatus
El manejo de los recursos naturales del humedal más grande de América del Sur, la zona correntina conocida como los Esteros del Iberá, está en el centro de una disputa. Mientras varias ONG, que cuentan con la anuencia del gobierno nacional, impulsan convertirlo en parque nacional, otras, con una postura más cercana a la administración provincial de Ricardo Colombi (de origen radical), quieren conservarlo como área protegida local.

La reserva natural que incluye a los Esteros del Iberá es una amplia red de arroyos, lagunas, pantanos y bañados que abarcan 1.300.000 ha en la provincia de Corrientes.
La propiedad y el uso de esas tierras son el centro de discusión. Como para darse una idea, de todo el territorio, unas 550.000 ha son terrenos fiscales. El resto, de propiedad privada.
Conservation Land Trust (CLT), la ONG que preside el millonario norteamericano Douglas Tompkins, es propietaria de 135.000 ha en esa zona. El resto corresponde a productores privados. En este último rubro el reparto no es equitativo: hay 1800 propietarios chicos y dos empresas forestales que tienen, con conjunto, 220.000 ha.

La producción es liderada por el ganado; le siguen la explotación maderera y, en tercer lugar, el arroz.
Tompkins asegura que donará las tierras a la provincia una vez que tengan el estatus jurídico de parque nacional. Incluso, ha diseñado una ruta escénica en los esteros para que los correntinos puedan disfrutar de las bellezas a las que hoy no tienen ingreso.
"Es el humedal más grande de agua dulce que tiene la Argentina. Buscamos poder completar nuestro proyecto, que incluye la reinserción de especies, y permitir el desarrollo local", explicó Sofía Heinonen, bióloga y presidenta de CLT.
Pero esta iniciativa, que tendría el visto bueno de la Administración de Parques Nacionales, que depende del Ministerio de Turismo, a cargo de Enrique Meyer, es resistida por las autoridades provinciales y por varias ONG de la zona.

Represa
La pelea recrudeció después de que la Secretaría de Ambiente de la Nación denegara el permiso de impacto ambiental a la represa Ayuí Grande, proyectada en la cuenca del río Uruguay y que tiene como uno de los principales accionistas al vicepresidente del Grupo Clarín, José Aranda.
"Pese al prédica de falsos ambientalistas y de sectores extramuros, los correntinos seguiremos siendo los únicos en decidir cómo explotar nuestros recursos", dijo el gobernador Colombi, al defender el proyecto de la represa.
"A todos aquellos que quieren convertir al Iberá en parque nacional les digo con claridad: el Iberá es y seguirá siendo de los correntinos y en esto vamos a poner todo lo que tenemos que poner para sostenerlo", sostuvo el mandatario provincial durante la inauguración de la exposición ganadera de Mercedes. LA NACION intentó contactarlo en tres ocasiones y la llamada no fue respondida por sus funcionarios.

"Con el cuento de algunos proyectos turísticos se quieren eliminar molinos, establecimientos ganaderos y otros relacionados con la producción para preservar la visión. La realidad indica que hay formas de compatibilizar el turismo y la producción y que nuestra gente obtenga réditos de ambas maneras de generar empleo", había agregado el gobernador en aquella oportunidad.
En el mismo sentido explicó el conflicto Mabel Moulin, vocera de la Fundación Iberá Patrimonio de los Correntinos: "Este siniestro plan [el de Tompkins] afectaría, además de las 500.000 ha fiscales, a 800.000 ha privadas, productivas y pobladas por comunidades organizadas de siete departamentos. Sabiendo que la pretensión final de Tompkins es la declaración de parque nacional de toda esa superficie, siendo que allí está prohibida la presencia de poblaciones y de toda actividad productiva, cabe preguntarse ¿cuál será el destino de los habitantes del lugar y el futuro de esta postergada provincia?".


LA NACION consultó a la APN sobre el impulso al parque nacional, entidad donde reiteraron que no se inmiscuirán en las decisiones que tome la provincia.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...