BLOG VECINAL ORIENTADO A LA DEFENSA DE LA CALIDAD DE VIDA DE QUIENES VIVIMOS EN EL NOA Y EN PARTICULAR EN LA HERMOSA CIUDAD DE SALTA "LA LINDA".
Contra los monocultivos y minería contaminantes y a favor de la Soberanía Alimentaria y de un Proyecto Nacional Sustentable

19 de junio de 2012

Cómo Nestlé Gerber envenena a bebés con ingredientes genéticamente modificados



Los padres que alimentan a sus bebés recién nacidos y jóvenes con cualquiera de las líneas de productos Nestlé Gerber están arriesgando la salud de su bebé por la exposición a una gran cantidad de ingredientes tóxicos genéticamente modificados (GM), que la compañía afirma que son “seguros”.

Yo personalmente, contacté con Nestlé acerca de sus ingredientes modificados genéticamente y el representante me dijo que los ingredientes modificados genéticamente son seguros y que la FDA en los EE.UU. y Canadá han aprobado los ingredientes de las fórmulas infantiles para lactantes a base de papillas de cereales. Los ingredientes GM son:

soja, maíz, patatas, aceite de canola, lecitina de soja, proteínas vegetales, maltodetrin, los azúcares de maíz (dextrosa, fructosa, maltosa Dextri-, etc), y el jarabe de maíz

El representante dijo que podía “cambiar a las líneas de productos orgánicos Gerber, si los ingredientes modificados genéticamente son un motivo de preocupación.” También afirmó que las líneas orgánicas eran “un poco más caras y dirigidas a un grupo demográfico diferente” que me pareció ser una declaración muy extraña de hacer a un consumidor (que es como me represento). Desde esa conversación me arrepiento de no haber preguntado “¿qué grupo demográfico sería ese?”

Ninguno de sus productos requieren etiquetado de transgénicos, por lo que la mayoría las personas no tienen idea acerca de los ingredientes tóxicos genéticamente modificados a menos que estén informados sobre el tema.

Si echamos un vistazo más de cerca a las líneas de productos, usted encontrará los ingredientes genéticamente modificados en casi todos los cereales para bebés y fórmulas que ofrecen.
NESTLE fórmulas de lactantes desde el nacimiento



Contiene:
Aceite de soja GM
Lecitina de soja GM
Maltodextrina GM

Una inquietante declaración hecha en la página de “Buen inicio probiótico” asegura que el producto es “nuestra fórmula más cercana a la leche materna”. Lo que es un insulto a la leche materna. Estos productos también tienen suero de leche parcialmente hidrolizada que reducen los minerales de concentrado de proteínas (de leche de vaca convencional) que no tiene absolutamente ningún valor nutritivo para el crecimiento infantil.
NESTLE fórmulas para bebé: Bebés de 6 meses +



Contiene:
Aceite de soja GM
Lecitina de soja GM
Maltodextrina GM
Proteína de Soya GM
Jarabe de maíz GM
Gerber Principiantes Cereales para que los bebés crezcan




Contiene:
Aceite de canola GM
Maltodextrina GM
Gerber Etapa 2 Cereales para bebés en crecimiento



Contiene:
Maíz transgénico
Aceite de canola GM
Maltodextrina GM
Gerber Etapa 3 Cereales para bebés en crecimiento



Contiene:
Maíz transgénico
Almidón de maíz GM
Aceite de canola GM
Maltodextrina GM
Lecitina de soja GM

Mi consejo es que se mantenga alejado de cualquier cosa de Nestlé o Gerber – incluso de sus orgánicos. Al igual que Kellogg y Kashi, su principal motivación es el lucro y siempre va a vender la salud de sus hijos a sus accionistas. Simplemente hay también demasiados problemas con esta compañía, con ingredientes cuestionables en prácticamente todos los productos que venden. No debe confiar en su línea de productos orgánicos. Si ellos están dispuestos a envenenar a los niños con ingredientes modificados genéticamente en la línea convencional, sin duda no tendrán una buena conciencia para reformar por completo sus estrategias de negocio en su línea orgánica. Piense en ello.

Natasha Longo tiene un master en nutrición y certificado de adaptabilidad y es asesora de nutrición. Ella ha consultado sobre políticas de salud pública y contratación pública en Canadá, Australia, España, Irlanda, Inglaterra y Alemania.

Traducción: elnuevodespertar
Fuente: preventdisease.com


Artículos relacionados:
Un estudio encuentra toxinas de transgénicos en un 93% de los bebés aún no nacidos
Nuevas enfermedades en plantas relacionadas con los cultivos transgénicos y pesticidas
China rechaza arroz genéticamente modificado en oposición a los cultivos transgénicos
El maíz transgénico de Monsanto contribuye al aumento de peso y desestabiliza los órganos
http://elnuevodespertar.wordpress.com/2012/05/07/como-nestle-gerber-envenena-a-bebes-con-ingredientes-geneticamente-modificados/


¿Por qué se utilizan plaguicidas como ingrediente en las fórmulas infantiles para lactantes?




¿Por qué el sulfato de cobre – un conocido herbicida, fungicida y pesticida – se utiliza en las fórmulas infantiles? Y ¿por qué se muestra con orgullo en las etiquetas del producto como un ingrediente nutritivo presumiblemente?

Se utiliza para matar a los hongos, las plantas acuáticas y las raíces de las plantas, las infecciones parasitarias en los peces de acuario y caracoles, así como algas y bacterias como Escherichia coli, el sulfato de cobre no suena para el consumo humano, y mucho menos para los niños.

De hecho, los bebés muy a menudo son vistos como “adultos en miniatura” desde la perspectiva de la evaluación de los riesgos toxicológicos, en lugar de lo que son: de forma desproporcionada (si no de manera exponencial) son más susceptibles a los efectos adversos de la exposición ambiental. En lugar de reducir o eliminar totalmente los evitables riesgos químicos infantiles (el principio de precaución), el enfoque amigable de la industria química es siempre determinar “un nivel aceptable de daño” – como si hubiera tal cosa!

Me deja atónito la imaginación en la forma de como el sulfato cúprico acabó en los preparados para lactantes, así como en decenas de otros productos de consumo de salud, como Centrum y One-A-Day vitaminas.

Después de todo, se clasifica, de acuerdo con la Directiva de Sustancias Peligrosas (una de las principales leyes de la Unión Europea relativas a la seguridad química), como “Nocivo (Xn) Irritante (Xi) y Peligroso para el medio ambiente (N).”

Por otra parte, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU. requiere que la señal de advertencia “PELIGRO” aparezca en las etiquetas de todos los productos que contienen sulfato de cobre como ingrediente activo en el 99% de forma cristalina.

La Hoja de Seguridad del sulfato cúprico establece claramente en la “Sección 3: Identificación de los riesgos”, que tiene los siguientes efectos adversos para la salud:


“Posibles efectos agudos para la salud: Peligroso en caso de contacto cutáneo (irritante), de contacto con los ojos (irritante), de ingestión, de inhalación.

Posibles efectos de salud crónicos: Efectos carcinogénicos: No disponible. EFECTOS MUTAGÉNICOS: mutagénico de células somáticas de mamíferos. EFECTOS TERATROGÉNICOS: No disponible. TOXICIDAD DE DESARROLLO: No disponible. La sustancia puede ser tóxica para los riñones, el hígado. La exposición repetida o prolongada a la sustancia puede causar daños en órganos”.

En la sección 7: Manejo y Almacenamiento “deberán tomarse las precauciones siguientes:


“No ingerir. No respirar polvo. Use ropa protectora adecuada. En caso de ventilación insuficiente, úsese equipo respiratorio adecuado. En caso de ingestión, acuda inmediatamente al médico y mostrar el recipiente o la etiqueta. Evite el contacto con la piel y los ojos. Mantenga distancia de materiales incompatibles examinados como los metales, los álcalis.”

Claro, tenemos un problema aquí. El Sulfato de cobre se utiliza en la mayoría de las fórmulas infantiles en masa del mercado. Incluso la fórmula de Similac’s “sensitive” contiene el ingrediente:



¿Podría ser esta una de las razones por la qué las fórmulas infantiles se han vinculado a más de 50 efectos adversos para la salud, tanto a corto como a largo plazo, en los recién nacidos que las recibieron en lugar de la leche materna?. La explicación/afirmación común es que las fórmulas infantiles no son intrínsecamente dañinas, más bien, la leche materna y la lactancia materna es más saludable. Creo que esta perspectiva es insostenible, debido a los problemas con el sulfato de cobre y docenas de otros ingredientes cuestionables que se utilizan en estos productos, puestos a prueba, derivados del petróleo y quiralmente invertido dl-alfa tocoferol (vitamina E sintética), sulfato de zinc, selenato de sodio, sulfato de manganeso, etc.

Traducción: elnuevodespertar
Fuente: greenmedinfo.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...