BLOG VECINAL ORIENTADO A LA DEFENSA DE LA CALIDAD DE VIDA DE QUIENES VIVIMOS EN EL NOA Y EN PARTICULAR EN LA HERMOSA CIUDAD DE SALTA "LA LINDA".
Contra los monocultivos y minería contaminantes y a favor de la Soberanía Alimentaria y de un Proyecto Nacional Sustentable

12 de octubre de 2015

UN INFORME OFICIAL RECONOCE QUE EN EL CULTIVO DE LA PAPA SE UTILIZAN HASTA 40 AGROTÓXICOS



En el causa judicial de la Escuela Rural Fumigada de Coronel Suárez, que tramita por ante el Juzgado de Ejecución Penal Nro 1 de Bahia Blanca, el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) remitió un informe sobre la situación de los agrotóxicos en la Provincia de Buenos Aires.
El trabajo se titula "Plaguicidas en el territorio bonaerense: información toxicológica, ecotoxicológica y comportamiento ambiental" y refiere a un relevamiento y monitoreo realizado por la Dirección Provincial de Recursos Naturales - Programa Gestión Ambiental en Agroecosistemas  - dependiente de la autoridad ambiental bonaerense - sobre las distintas regiones de la Provincia de Buenos Aires, con el fin de inventariar los agrotóxicos de mayor uso por región y cultivos. El trabajo concluyó en el año 2013.
Se trata del primer informe que es emitido por un organismo oficial bonaerense en materia de agrotóxicos, y los datos que brinda son verdaderamente reveladores. La OPDS señala que  "El presente trabajo responde a la necesidad de contar con información específica y actualizada acerca del comportamiento ambiental de los pesticidas y sus efectos sobre la salud humana, la biodiversidad y el ambiente en general. Se espera que dicha información oficie de soporte técnico cada vez que se requiera intervenir institucionalmente ante eventos de afectación de los recursos naturales; al momento de elaborar normativas específicas en la materia, generar recomendaciones de prácticas de manejo, brindar capacitaciones y realizar actividades de concientización, al analizar y/o interpretar valores de parámetros en programas de relevamiento o monitoreo de recursos naturales; así como al momento de dar respuesta a demandas por parte de cualquiera de los estamentos gubernamentales y de la sociedad en general."

Uno de los puntos de investigación fue el cultivo de Papa en el Partido de Balcarce y alrededores.

El informe reconoce que se efectúan unas 20 a 23 aplicaciones de agrotóxicos por ciclo de cultivo (150 a 160 días hasta la cosecha) y que pueden comprender hasta 40 principios activos. Entre los agrotóxicos se hallan los inhibidores de la colinesterasa, prohibidos por el Ministerio de Salud de la Nación en su carácter de dominosanitarios,  como es el caso del Clorpirifós. También se señala que se utiliza el Glifosato y el Endosulfan (prohibido por el SENASA - Servicio nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria - pero cuyo su uso esta permitido hasta el agotamiento del stock)
Textualmente el organismo oficial reconoce que "Al tratarse de un cultivo con muchas labores mecánicas: alrededor de 3 labores de cincel, el control de malezas en los primeros estadios se realiza preferentemente mediante esta alternativa. No obstante, la tendencia es a realizar cada vez más aplicaciones de Glifosato tras la primera labor mecánica, y de esa manera sustituir las siguientes labores con la aplicación del herbicida. Que se opte por una u otra forma de control depende en gran medida del precio del gas oil y del agroquímico. Actualmente, se usa algo de Glifosato durante el barbecho, en casos en que rebrotaron malezas tras las labores de labranza. Como curasemilla, el principal insecticida aplicado es el Clorpirifós acompañado con algún fungicida. "
Luego agrega que "Entre los insecticidas más aplicados se destacan diversos piretroides y fosforados como el Metamidofós, Clorpirifós y el Dimetoato. También se emplea Endosulfán, Imidacloprid y específicos para Liriomyza como Abamectina y Cartap."
La relevación de la OPDS muestra la gravedad que reina sobre el control de inocuidad alimentaria del cultivo de papa por tratarse de un producto de consumo directo.

A ello se suma la reciente irresponsable e ilegal aprobación de la versión transgénica del tubérculo por parte del Estado Nacional,  que ha ignorado las pautas mínimas para la evaluación de los riesgos de toxicidad crónica y carcinogenicidad.


LOS 40 AGROTÓXICOS QUE SON SUSCEPTIBLES DE SER APLICADOS AL CULTIVO DE PAPA

ABAMECTINA
AZOXISTROBINA
ACETOCLOR
BACTERICIDAS
BENOMIL
BENTAZON
BETA CYFLUTRINA
CARBENDAZIM
CARBOFURAN
CAPTAN
CARTAP
CIPERMETRINA
CIPROCONAZOLE
CLORFENAPIR
CLETODIM
CLOROTALONIL
CLORPIRIFOS
DELTAMETRINA
DIFENOCONAZOLE
DIMETOMORF + MANCOZEB
ENDOSULFAN
FENVALERATO
FENOXAPROP ETIL
FIPRONIL
FLUDIOXINIL
FOLPET
FOSETIL ALUMINIO
GLIFOSATO
HALOXIFOP
IMIDACLOPRID
FLUTRIAFOL
LAMBADACIALOTRINA
LINURON
METALAXIL
METAMIDOFOS
METALACLORO
METRIBUZIN
PARAQUAT
PERMITRINA
PROPAMOCARB
TIAMETOXAM



INFORME COMPLETO DE LA OPDS SOBRE EL CULTIVO DE PAPA
Producción de papa. Partido de Balcarce y alrededores

Consideraciones e información general sobre el cultivo:
 
La siembra se realiza desde el 20 de setiembre, aunque el grueso se siembra en octubre, pudiendo llegar las siembras más atrasadas hasta el 15 de noviembre.
En general, se hacen aplicaciones de agroquímicos durante la siembra, que incluyen algún fungicida para prevenir enfermedades como Rizoctonia sp. y Fusarium sp., e insecticidas para controlar insectos del suelo.
Al tratarse de un cultivo con muchas labores mecánicas: alrededor de 3 labores de cincel, el control de malezas en los primeros estadios se realiza preferentemente mediante esta alternativa. No obstante, la tendencia es a realizar cada vez más aplicaciones de Glifosato tras la primera labor mecánica, y de esa manera sustituir las siguientes labores con la aplicación del herbicida. Que se opte por una u otra forma de control depende en gran medida del precio del gas oil y del agroquímico.
Actualmente, se usa algo de Glifosato durante el barbecho, en casos en que rebrotaron malezas tras las labores de labranza.
Como curasemilla, el principal insecticida aplicado es el Clorpirifós acompañado con algún fungicida. También puede que se utilice Imidacloprid para el mismo fin. Tras la siembra, el herbicida más empleado es el Metribuzim y de acuerdo a las malezas que escapen al control de este herbicida, puede que se aplique Bentazón.
En ciertas ocasiones se mezcla Metribuzim con algún graminicida premergente (es decir aplicado antes que emerga el cultivo) como Metolacloro o Acetoclor, dependiendo del grado de infestación con gramíneas que presente el lote.

Una vez que el cultivo está implantado, comienzan las aplicaciones periódicas del fungicida Mancozeb, para prevención y control de Alternaria. Este es el pesticida más utilizado en el cultivo. Normalmente se lo aplica mezclado con algún insecticida cada 7 días aproximadamente. Otros fungicidas que se aplican eventualmente para prevención o control de alternaria son las Estrobilurinas y Triazoles.
La principal plaga para este cultivo es el insecto minador Liriomyza sp. Hace algunos años atrás, era muy generalizado realizar aplicaciones de muchos insecticidas no específicos (fosforados, carbamatos, etc.). En la medida en que se observó que ante presiones de control altas, la plaga tendía a reproducirse con mayor frecuencia, se tiende a tratar de conservar los enemigos naturales recurriendo al empleo de otros productos más específicos y realizando menos aplicaciones. No obstante, por ahora no se trata de una técnica generalizada pero puede considerarse una tendencia clara, así como el empleo de productos con mayor residualidad.
Entre los insecticidas más aplicados se destacan diversos piretroides y fosforados como el Metamidofós, Clorpirifós y el Dimetoato. También se emplea Endosulfán, Imidacloprid y específicos para Liriomyza como Abamectina y Cartap.
El cultivo de las diversas variedades de papa comienza a cubrir el surco debido a su desarrollo foliar, a partir de mediados de diciembre y esto determina que desde ese
momento hasta fines de enero, sea la época de mayor concentración de aplicaciones.
En cuanto a volúmenes y frecuencia de aplicación, puede establecerse el siguiente ranking: Metamidofós, Cipermetrina y otros piretroides, Clorpirifós y Endosulfán, y un poco menos aplicado el Dimetoato.
En total pueden contabilizarse unas 20 a 23 aplicaciones por ciclo de cultivo, es decir durante los 150 a 160 días hasta cosecha.

DETALLE POR PRODUCTO
2,4 D: no se usa en el cutivo.

Abamectina (Vertimec): es un insecticida – acaricida muy utilizado y que tiende a ser cada vez más empleado ya que resulta muy efectivo en el control de Liriomyza. Se aplica principalmente desde mediados de diciembre, en adelante, hasta febrero. Por ciclo de cultivo puede que se realicen dos y hasta cuatro aplicaciones de este insecticida.

Acefato: no se usa en el cultivo.

Acetamiprid (Mospilan): no se usa en el cultivo.

Aldicarb (Temik): no se usa en el cultivo.

Alfametrina (Bala): no se usa en el cultivo.

Azoxistrobina (Amistar): es la primer estrobirulina lanzada al mercado por lo que se halla muy afianzada comercialmente resultando el fungicida preventivo y curativo de esta clase que más se usa en la zona. Recientemente otros productos pertenecientes a las estrobilurinas han sido lanzados al mercado (trifloxistrobin y otros) y se observa que vienen ganando adeptos de manera progresiva.
Las aplicaciones se concentran desde principios de enero en adelante, dependiendo de cuando se halla plantado. El nivel de empleo de estos productos depende de las condiciones climáticas ya que no todos los años se presentan favorables a la aparición del tizón (Alternaria sp). Hay productores que aplican estos fungicidas de manera preventiva, no obstante lo cual, continúan aplicando mancozeb además de una estrobilurina o de un triazol, ya que en las dosis en que se pulverizan estos fungicidas, no controlan la incidencia de otra de las enfermedades importantes como la fitoftora.

Azufre: no se usa en el cultivo.

Bactericidas: este tipo de productos se aplican solo de manera puntual, ante situaciones de infestación particulares. En esos casos, se emplea predominantemente estreptomicina (Agrimicina).

Benalaxil: no se usa en el cultivo.

Benomil (Benlate): se emplea en algunos casos, para el tratamiento de la semilla. La técnica consiste en mezclar el compuesto seco con tierra de diatomeas y aplicarlo a la papa semilla. Con esta técnica puede que se opte también por carbendazim, captan, u otros fungicidas.

Bentazón (Basagran): este herbicida se aplica sólo cuando se necesita controlar malezas como cebollín u otras que se han “escapado” del control inicial.

Beta cyflutrina (Betabaytroid): este pesticida es uno de los piretroides utilizados en el cultivo. No es de los más aplicados.

Bifentrin (Talstar): insecticida que se usa poco y nada en el cultivo.

Buprofesim (Aplaud): no se usa en el cultivo. 

Carbendazim (Bavistin, Zamba): puede que se lo utilice eventualmente, como terápico para semillas.
Carbofurán (Furadan, Furacarb): este pesticida es poco utilizado en la zona. Solo se lo aplica para tratar la semilla, en caso de detectarse incidencia de insectos cortadores.

Captan: se lo usa en algunos casos, para tratamiento de semilla, en forma similar al benomil.

Cartap (Padan): se emplea con bastante frecuencia, para tratamientos contra Liriomyza. Resulta más rápido que la avamectina en su forma de actuar por lo que suele aplicarse cuando se da una situación que requiere un control más urgente. Se llega a aplicar dos veces durante un ciclo, aunque no más ya que resultaría demasiado caro.

Cipermetrina: es el piretroide más usado. En orden de nivel de utilización le siguen lambdacialotrina (Karate) y deltametrina (Decis). El grueso de los productores hace aplicaciones sistemáticas de estos pesticidas, para controlar el adulto de Liriomyza. En general a cada aplicación de mancozeb (cada 5 a 7 días), se agrega una dosis de insecticida, normalmente piretroide. En la medida en que el productor cuenta con asesoramiento o es más tecnificado, tiende a manejar conceptos como los de “pico poblacional” para decidir las aplicaciones y evitar las pulverizaciones sistemáticas o preventivas.

Ciproconazole (Alto): no es un pesticida de uso generalizado. Se emplea cuando aparece incidencia de alternaria, pero se prefiere otros como el Difenoconazole y el Tebuconazole.

Clorfenapir (Sunfire): no es un pesticida de gran uso en el cultivo. Se usaba hace algunos años pero al resultar menos efectivo para el control de la larva de Liriomyza, ha sido reemplazado por otros.

Cletodim (Centurion): dentro de los herbicidas aplicados en el cultivo, éste es uno de los que se emplea bastante, para controlar malezas gramíneas, sobre todo en casos de lotes con infección de gramón y sorgo de alepo y en casos de infestación de gramíneas anuales.

Clorotalonil (Daconil, Talone): es uno de los fungicidas utilizados de manera generalizada, sobre todo cuando las condiciones climáticas son muy predisponentes para infecciones fúngicas, y porque la formulación tiene algunos coadyuvantes que resisten un poco más el lavado por lluvias. No se realizan más de tres aplicaciones de este pesticida por ciclo de cultivo.

Clorpirifós (Reldan, Lorsban): muy usado en el cultivo.

Deltametrina (Decis): es uno de los insecticidas piretroides más empleados. Resulta uno de los productos con gran adopción entre los productores paperos. No obstante, es gradualmente reemplazado por otros más modernos como lambdacialotrina.

Difenoconazole (Bogard): pertenece al grupo de los fungicidas triazoles y entre estos es el más empleado. Es más curativo por lo que se lo emplea ya con síntomas manifiestos sobre el cultivo.

Dimetomorf + mancozeb (Acrobat): producto fungicida preventivo y de acción traslaminar moderadamente empleado. Resulta bastante caro pero ante incidencia de fitóftora, puede que sea aplicado.

Endosulfan (Master, Thiodan, Thionex): es un insecticida de uso extendido y frecuente, sobre todo en cultivo de papa para industria, para el control de epitrix. Se lo pulveriza solo
a partir de detectarse la plaga (no de manera sistemática o periódica), desde fines de diciembre a principios de enero.

Epiconazole (Duett): no se usa en el cultivo

Fenvalerato (Fenotrin, Belmark): puede que se aplique este insecticida eventualmente, en casos puntuales.

Fenoxaprop etil (Isomero): pesticida empleado de manera muy poco frecuente. 

Fipronil (Clap): este insecticida se utiliza poco, puntualmente ante el ataque de hormigas.

Fludioxinil (Celest): fungicida recientemente ingresado al mercado. Puede que se lo utilice en casos de síntomas por fitóftora.

Fluorocloridona (Defender, Farmer): se usó en una época pero ya no se emplea.

Flutriafol: no se usa en el cultivo

Folpet (Mickal): este fungicida se usa muy poco. En la decisión de aplicar o no intervienen, además de la aparición de la plaga (fitóftora), cuestiones de índole económicas (precio del producto, perspectivas de precio de la papa, etc.).

Fosetil aluminio (Alliette): es uno de los fungicidas de uso frecuente, sobre todo como curativo, por su capacidad de traslocarse dentro de la planta (comportamiento sistémico).

Haloxifop: es un herbicida utilizado para el control de malezas gramíneas. Se lo aplica muy eventualmente, ante situaciones de infestación de este tipo de malezas.
Hormonas y fitorreguladores: en el cultivo de la papa puede que se utilicen algunas hormonas, en particular del grupo de las giberelinas para algún caso puntual en que se pretende mayor desarrollo foliar.

Imidacloprid (Confidor, Gaucho): es un insecticida que puede considerarse de los de generación más reciente. En el caso del cultivo de papa, se lo emplea cuando se requiere controlar áfidos que normalmente se presentan hacia fines de enero y febrero. Para controlar esta adversidad, los productores menos tecnificados emplean productos poco específicos como el metamidofós, si bien la tendencia es que esos productos sean reemplazados por productos más específicos y de mayor residualidad como las nitroguanidinas. La formulación Gaucho, se utiliza para tratar la semilla

Flutriafol (Impact): es uno de los fungicidas a los que se recurre cuando se presenta incidencia de alternaria. No es de utilización amplia en la zona.

Iprodione (Rovral): no se usa en el cultivo.

Kasugamicina (Kasumin): no se usa en el cultivo.

Lambadacialotrina (Karate): es uno de los insecticidas piretroides de amplio nivel de utilización. Parece reemplazar paulatinamente a la deltametrina, aunque no es tan empleado como la cipermetrina.

Linurón (Teliron): es un herbicida muy poco empleado en este cultivo, sólo ante  situaciones muy puntuales.

Lufenurón (Match): no es un insecticida de uso frecuente ni extendido. Solo en casos puntuales.

Mancozeb: es el pesticida de mayor nivel de uso en el cultivo de la papa. Se aplica como fungicida preventivo para alternaria. A partir de que la planta tiene uso 10 cms., se realizan pulverizaciones cada 7 días. Si las condiciones ambientales son predisponentes para la aparición de la enfermedad, puede llegar a aplicarse cada 3 a 4 días. A través de los años demostró ser el más efectivo y en la relación precio – efectividad supera a todos los demás preventivos. No se emplean otros ditiocarbamatos como Zineb o Maneb.

Metalaxil + mancozeb (Ridomil): este compuesto es otro de los fungicidas aplicados como preventivo, de manera frecuente y extendida. Muchas veces se lo pulveriza combinado con mancozeb.

Metamidofós: es uno de los insecticidas de uso mas frecuente.
Metolacloro (Dual): este herbicida se aplica principalmente en lotes con infestación de ciertas malezas como el cebollin. Se aplica de manera previa a la siembra y en pre emergencia, junto al metribuzim, en variedades de papa que no aguantan aplicación de  post emergentes, sobre todo las de industria.
Metomil (Lanate): es un insecticida que se usa muy poco en este cultivo.

Metribuzin (Sencorex, Tribune): este es el herbicida de mayor nivel de utilización en el cultivo de la papa. Se lo aplica todos los años, al inicio del cultivo. 

Paraquat (Gramoxone): este herbicida desecante se aplica más que nada a cultivos destinados a obtener semilla de papa (papa semilla). Actualmente, la zona dedicada a este tipo de cultivo se halla en Tres arroyos y San Cayetano donde se implantan unas 1500 has. Cumplidos los 90 días de ciclo, cuando el tubérculo ya reúne las condiciones necesarias, se hacen los análisis para detectar infección por virus y en caso de resultar negativo, se aplica Paraquat para secar el cultivo y de esa manera acelerar la cosecha. Se hacen hasta tres aplicaciones hasta lograr secar la plantación.

Permetrina: es uno de los insecticidas piretroides utilizados en el cultivo, aunque no en cantidades significativas.

Propamocarb (Previcur): entre los fungicidas sistémicos, es el que más se emplea. No se aplica de manera sistemática en cada cultivo, de hecho, se prefiere acortar el intervalo de aplicaciones de Mancozeb y así evitar aplicaciones de Propamocarb. Se lo cita como de uso moderado.

Propineb (Antracol): es un fungicida que solía utilizarse ampliamente. Actualmente su precio hace que sea reemplazado por otros.

Tiametoxam (Actara): insecticida que pertenece al grupo de las nitroguandinas (al igual que el imidacloprid). Se lo emplea de manera similar al Confidor, para control de pulgones.

Triflumuron (Alsystín): insecticida que llegó a ser bastante utilizado. En la actualidad no se lo emplea.


FUENTE: http://naturalezadederechos.org/infopapa.htm
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...