BLOG VECINAL ORIENTADO A LA DEFENSA DE LA CALIDAD DE VIDA DE QUIENES VIVIMOS EN EL NOA Y EN PARTICULAR EN LA HERMOSA CIUDAD DE SALTA "LA LINDA".
Contra los monocultivos y minería contaminantes y a favor de la Soberanía Alimentaria y de un Proyecto Nacional Sustentable

25 de junio de 2015

TUCUMAN: NATURALEZA EN PELIGRO

NATURALEZA EN PELIGRO
La contaminación ambiental y los agroquímicos están acelerando la extinción de las ranas
Un investigador del Conicet y de la Fundación Miguel Lillo explica que estos anfibios están en peligro ¿Qué ocurre en Tucumán?

Martes 03 de Marzo 2015

BIÓLOGO. El doctor Esteban Lavilla.

Al investigador Esteban Lavilla le gusta hacer esta comparación: imaginemos al planeta como una gran media de seda a la que se le salta un punto en un extremo. La media comienza a abrirse y no se sabe hasta dónde puede llegar esa grieta. Cualquier modificación -explica Lavilla- en el ecosistema tendrá consecuencias planetarias, pero es imposible predecir la gravedad. Él es doctor en Ciencias Biológicas, se dedica a estudiar los anfibios en el Instituto de Herpetología de la Fundación Miguel Lillo y es investigador del Conicet. Desde hace varias décadas viene siguiendo la extinción de las ranas, un evento que atraviesa todos los continentes y que provocó la desaparición de especies en varios países.

“En Tucumán se han descripto 26 especies del total de 180 especies de Argentina, pero ya hay dos extintas, la Telmatobius laticeps (endémica del Valle de Tafí) y Telmatobius ceiorum, de las selvas de montaña de los Nevados del Aconquija”, señala el investigador.

El origen
Uno de los primeros síntomas de este problema -relata el investigador- se advirtió cuando investigadores de Estados Unidos comprobaron que en el parque nacional Monteverde, de Costa Rica, había desaparecido una especie entera en solo un año. Comenzó a investigarse como un fenómeno local, pero a medida que se avanzaba se iba descubriendo que lo mismo que ocurría en Latinoamérica estaba sucediendo en otras regiones del mundo. “No sabíamos qué pensar”, reconoce.

En la década del 90 se descubre que había un hongo en la piel de las ranas que estaba causándoles la muerte. “Lo curioso es que estudios posteriores concluyeron que las ranas ya tenían ese hongo en la piel, pero no había sido letal”, comenta.

¿Qué había cambiado? ¿Se trataba de una modificación en el hongo o de un cambio en la resistencia de las ranas?

“Cuando hay un estado de crisis ambiental, la causa no es una sola”, aclara Lavilla. Las hipótesis son varias, pero reconocen un mismo origen: el cambio climático. “La contaminación ambiental, de las aguas, la destrucción de los ambientes naturales y la introducción de truchas para pesca deportiva tienen que ver en la extinción”, señala.

El 70% del oxígeno que ingresa en los anfibios es por la piel. Viven en medios muy húmedos porque lo necesitan para respirar y, además, necesitan que sus defensas funcionen bien para protegerse de todo lo que pueda proliferar en ese ambiente.

Alteración global
“El cambio climático global alteró la temperatura y la humedad en el mundo. No en los valores absolutos, pero sí en su distribución”, comenta Lavilla. Esto significa que aunque en Tucumán siga lloviendo la misma cantidad de milímetros por año, las precipitaciones se concentran en un período diferente al de décadas atrás. Esto puede generar que en septiembre, la época de reproducción, no haya agua necesaria para que las ranas se multipliquen.

Los agroquímicos (herbicidas, plaguicidas y fertilizantes) son letales. “No sólo el principio activo, como el glifosato, sino que el vehículo es un detergente que debe romper la cutícula de la hoja para ingresar. Eso destruye la piel de la rana”, agrega el especialista. A su vez, el fertilizante es rico en nitrógeno y cuando se acumula en el agua, porque la lluvia lava los campos y arrastra el veneno hasta los ríos, lagos o diques, genera la proliferación de algas. Las algas necesitan oxígeno y lo toman del agua. Así, matan la fauna acuática.

Por lo tanto, encontrar una rana en el jardín o en un espacio natural es un buen indicador de que ese sitio está libre de tóxicos.

UNA CADENA QUE SE ROMPE

Aves en peligro
Si las ranas llegan a desaparecer, algunas aves que se alimentan de ellas pueden correr la misma suerte.

Las ranas desaparecen
A causa de distintos factores, las ranas desaparecen en todo el mundo. En Tucumán, al menos dos especies se extinguieron.

Proliferación de insectos
Una consecuencias de la desaparición de las ranas será un incremento de las poblaciones de insectos.

FENÓMENO MUNDIAL

La extinción del las ranas es comparable con la de los dinosaurios
La gravedad de la situación de las ranas es tal que el doctor Esteban Lavilla no duda al comparar su proceso de extinción con el de los dinosaurios, ocurrido en el período cretácico hace, aproximadamente, 65 millones de años. Pero la enmarca en una debacle más grande: la ambiental. “Desde el principio en el mundo han ocurrido extinciones masivas que luego han significado el resurgimiento de un nuevo y más complejo ecosistema”, señaló. La última extinción -y la más popular- fue la de los dinosaurios. Este fin de era posibilitó que los mamíferos comenzaran a poblar el planeta. Gracias a esto los seres humanos estamos aquí. El problema es que esta vez somos nosotros los que estamos causando la degradación del medio ambiente. “Aprendimos a controlar la muerte, pero no la vida”, reflexiona Lavilla. El planeta nos está avisando que estamos llegando al punto de no retorno. “En la naturaleza todo está relacionado y no sabemos cómo va a explotar. Lo que queda del Jardín de la República sólo son las dos cuadras del parque Percy Hill y algo en la reserva de la Florida. El resto se perdió. El crecimiento no es planificado; se rige por lo que ordena el mercado inmobiliario -sostiene-. Lo vemos en la ladera del cerro San Javier”.

CURIOSIDADES DEL MUNDO ANFIBIO

La función de las ranas.- En el perfecto entramado de la naturaleza, las ranas cumplen un papel fundamental porque controlan la proliferación de insectos. Pero también son el alimento de otras aves y animales. “Si se extinguen las ranas en un ambiente natural significa que aumentan los insectos y que otras aves desaparecen”, explicó el doctor Esteban Lavilla.

Una gran farmacia.- “La piel de las ranas es la más completa farmacia”, cuenta el investigador. De allí se pueden sintetizar varias sustancias para uso medicinal, como un potente hipotensor, el más potente analgésico y un veneno 5.000 veces más letal que la estricnina. El analgésico ya fue patentado por un laboratorio norteamericano, pero no se lo comercializa todavía. De hecho, un estudio realizado por investigadores de la Queen’s University concluyó que hay un compuesto en la piel de la rana que podría utilizarse para tratar decenas de enfermedades, incluido el cáncer. Encontraron dos proteínas que regulan la forma en que crecen los vasos sanguíneos en la piel de una especie de rana llamada rana mono encerada. Este hallazgo les significó un reconocimiento en los Premios de Innovación Medical Futures.

¿Una especie inmune?- Hasta el momento se ha descubierto que una especie, la rana toro, es aparentemente la única inmune a la letalidad del hongo que está matando al resto. Es originaria de Estados Unidos, pero se la ha introducido en otros países, porque se usa en criaderos que tienen como destino el consumo humano.

FUENTE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...